Riesgo de Carcinoma y otros Tumores Hepáticos

Capítulo Segundo

Dr. Álvaro Monterrosa Castro, M.D

Las neoplasias hepáticas son patologías raras en mujeres en edad reproductiva. La gran mayoría de los casos de cáncer primario del hígado cursan en forma de carcinoma celular hepático. Se estimó que en 1980 ocurrieron 250.000 casos nuevos de cáncer de hígado en el mundo, siendo más frecuente en varones que en mujeres con una relación 3:1. Existe relación entre cáncer hepático y el virus de la hepatitis B y el alcohol. Por su parte los tumores benignos del hígado pueden presentarse como una masa hepática que puede causar hemorragia grave en la cavidad peritoneal si llega a perforarse. Desde la década de los setenta se ha sugerido una relación entre tumores hepáticos benignos y anticonceptivos orales combinados, posteriormente se han publicado informes de casos, sobre todo de adenoma, mas dichos informes no proporcionan pruebas absolutas de que exista una relación causal entre anticonceptivos orales y tumores hepáticos benignos [81]. Se ha notificado regresión de adenoma hepático y de hiperplasia nodular focal cuando se suspende el uso de anticonceptivos orales. La incidencia de adenoma hepático es de 1 a 2 por 100.000 usuarias y parece relacionarse más con el uso prolongado de anticonceptivos orales de macrodosis.

Los expertos de la OMS reunidos en 1992 [W-2] estimaron que datos disponibles no permiten determinar una relación entre tumores hepáticos benignos, edad de la usuaria, potencia hormonal del anticonceptivo oral combinado utilizado y el tiempo de uso. Prentice y Thomas en la década de los ochenta informaron casos de carcinoma celular hepático en usuarias de anticonceptivos orales, aunque no hay pruebas de la existencia de una relación causal. El análisis de siete estudios de casos y controles [81], realizados para examinar la relación anticonceptivos orales y cáncer del hígado, concluye que en poblaciones en que el carcinoma celular hepático es poco común, esta enfermedad es una consecuencia rara del uso de la píldora. En poblaciones en que es común la infección por el virus de la hepatitis B y el carcinoma celular hepático, el uso de anticonceptivos orales no parece guardar relación con un riesgo mayor. Son escasos los datos sobre el efecto que produce el uso prolongado de la píldora. Aunque raros casos de tumores hepáticos se han reportado con la asociación de ciproterona, en grandes estudios no ha confirmado dicha interrelación. Mármol et al enfatiza que el Multicenter International Liver Tumor Study (MILTS) falló en demostrar en más de 2.000 mujeres, un incremento en el riesgo de cáncer celular hepático con píldoras anticonceptivas que incluían acetato de ciproterona a la dosis de 2 mg/día. Los estrógenos tienen propiedades litogénicas, es así como aumentan la secreción de colesterol biliar y el índice de saturación del colesterol.
[spacer size=”10″] [button link=”https://encolombia.com/libreria-digital/lmedicina/anti-oral/neoplasiadelcuello/” color=”#1667e3″ size=”1″ style=”1″ dark=”0″ square=”0″ target=”self”] Volver [/button] [button link=”https://encolombia.com/libreria-digital/lmedicina/anti-oral/” color=”#1667e3″ size=”1″ style=”1″ dark=”0″ square=”0″ target=”self”] Índice [/button] [button link=”https://encolombia.com/libreria-digital/lmedicina/anti-oral/otrasneoplasias/” color=”#1667e3″ size=”1″ style=”1″ dark=”0″ square=”0″ target=”self”]Siguiente[/button]

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!