El Comercio Electrónico Gana Cada Vez Más Terreno en Colombia

Comercio Electrónico

Ha pasado más de un mes desde que la empresa multinacional de servicios financieros Mastercard, lanzara su Índice del Amor.

En este, revelaban que, en la temporada de San Valentín, el gasto total de los colombianos incrementó en 124% en comparación con el 2016.

Esto se tradujo en un crecimiento en el total de las transacciones cercano al 86%.

Aunque para muchos esta información parezca poco relevante, la realidad es que entraña un dato muy importante.

Este crecimiento se dio gracias al comercio electrónico y los canales de comercialización digital.

Este hecho, es sólo uno de los muchos que demuestran que el comercio en Colombia está evolucionando.

No sólo en cuanto a las herramientas o divisas utilizadas para concretar el proceso de compra-venta, sino también de cara a los canales que utilizan las marcas para incrementar su alcance.

Pero ¿cómo podemos confirmar que este es el caso? A través de varios indicios:

1. Educación en Comercio Electrónico

Una de las primeras variables que demuestran el crecimiento del e-commerce en nuestro país es el de la propuesta de Santiago Naranjo.

El gerente general de la empresa de servicios de comercio en la nube, Vtex, exhorta al gobierno nacional a incrementar los esfuerzos educacionales en materia de comercio electrónico y ciberseguridad.

Afirmó que es importante llevar estos conocimientos al nivel universitario, ya que la educación en esta área sí existe actualmente, pero sólo a nivel de posgrado o cursos independientes.

Esto significa que los colombianos deben enfrentarse a distintas barreras para realmente comenzar un proceso formativo en estos canales de comercialización.

La formación, o carencia de estas, sería una de las principales limitantes a las que se enfrenta el uso del internet como canal de compra-venta.

Puede que no se trate de una propuesta concreta, sin embargo, se trata de un llamado de atención para lograr que nuestro país comience a democratizar los conocimientos en comercio electrónico.

Esto incrementa el potencial de que este método de compra y venta realmente pueda masificarse de cara a los próximos años.

2. Nuevos Competidores

A pesar de que empresas como Amazon, Linio y Mercado Libre se hayan posicionado entre las opciones más populares al momento de comprar por internet, la realidad es que no solo están surgiendo más compañías que funcionan como intermediarios entre compradores y consumidores, sino también marcas integrales que comercializan sus productos a través de internet.

Esto es algo que hasta hace una década podría haber parecido impensado para Colombia, pero desde la masificación de las redes sociales y el incremento de la penetración del internet en nuestro país, no hemos parado de ver el surgimiento de negocios que aprovechan estas herramientas para poder llegarle a públicos desatendidos.

Incluso podemos ver la “entrada” de proveedores globales de servicios especializados en comercio electrónico como puede serlo Shopify, que a través de su programa de “Shopify Partners en Colombia“, permite que los comerciantes y marcas locales desarrollen una presencia digital y puedan acceder a todas las herramientas que estos proveen a nivel internacional.

3. Nuevos Canales de Pago

Finalmente, es necesario tener en cuenta el surgimiento de nuevos canales de pago dentro del comercio tradicional.

Aunque muchos puedan pensar que el concepto de e-commerce se refiere únicamente a las compras a través de tiendas digitales, la realidad es que este va mucho más allá, englobando incluso a los métodos de pago innovadores.

Existen decenas de ejemplos de cómo se está dando esta evolución de canales de pago en Colombia y el mundo, desde los modelos de comercialización “omnicanal”, hasta el uso de criptomonedas y la masificación en eluso de herramientas como sistema POS (terminal punto de venta), que es completamente independiente de las entidades financieras tradicionales.

Actualmente existen institutos en Colombia y la región que identifican como “Comercio electrónico” a las tiendas virtuales.

Así como a las empresas enfocadas en el marketing para este canal de ventas, a desarrolladoras de soluciones tecnológicas.

También a proveedores de servicios financieros y para el manejo de inventarios, a generadores de contenidos en el área, entre muchos otros.

Desde el anteriormente mencionado caso del consumo en San Valentín, hasta empresas que están ofreciendo sus servicios de digitalización de la facturación en el sector turismo, cada vez es más sencillo ver casos de nuevos canales de pago comenzando a incentivar el uso de alternativas tecnológicas dentro del comercio.

No se trata de un proceso sencillo o que vaya a darse de la noche a la mañana, principalmente porque se requiere de todo un esfuerzo formativo en materia de pagos, ciberseguridad, herramientas de desarrollo, modelos de negocio, entre muchos otros.

Sin embargo, sí parece ser un cambio indetenible el que estamos presenciando con el e-commerce.

Y es por eso que los colombianos deben comenzar a adentrarse en todo lo referente a esta forma de comprar y vender.

Más Temas de Empresas AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!