¿Qué es la Economía Ilegal?

Qué es la Economía Ilegal

Hay algunas actividades que se consideran legales, como la fabricación y venta de productos o servicios de acuerdo con la normativa gubernamental. Sin embargo, también hay actividades que se consideran ilegales, como el tráfico de drogas o armas, la prostitución o la violación de los derechos de autor.

Las economías ilegales existen en todo el mundo y pueden ser muy rentables. Sin embargo, también pueden ser muy peligrosas, ya que quienes participan en ellas a menudo tienen que operar en secreto y temen ser descubiertos por las autoridades.

En este artículo, analizaremos más de cerca la economía ilegal y examinaremos algunos de los riesgos y recompensas asociados a ella.

¿Qué es la economía ilegal?

La economía ilegal, o el mercado negro, es un término que se utiliza para describir la actividad económica que tiene lugar fuera de la ley.

Esto puede incluir actividades como el contrabando de bienes, la venta de artículos de contrabando y el tráfico de drogas o personas.

¿Cuáles son las características de la economía ilegal?

Es un término utilizado para describir las actividades económicas que están prohibidas por la ley. Entre las características de la economía ilegal se encuentran las siguientes:

-Las actividades ilegales suelen realizarse en secreto, lo que dificulta su seguimiento y medición.

-Los beneficios de las actividades ilegales suelen utilizarse para financiar otras actividades delictivas, como el tráfico de drogas o el terrorismo.

-Puede tener un impacto negativo en las empresas y economías legítimas, ya que crea un terreno de juego desigual.

-La actividad ilegal puede tener consecuencias sociales y medioambientales negativas, como el tráfico de personas, la contaminación y el crimen organizado.

¿Cuáles son los objetivos de la economía ilegal?

Los objetivos de ésta economía pueden resumirse con una palabra: beneficios. Es un negocio y, como tal, su objetivo es ganar dinero.

Hay muchas formas de ganar dinero en la economía ilegal. Algunas personas se dedican a actividades delictivas, como la venta de drogas o bienes robados. (Lea También: ¿Qué es la Economía Real?)

Otros utilizan sus habilidades para ganar dinero ilegalmente, como la evasión de impuestos o la falsificación de productos. Y otros simplemente se aprovechan de que las normas no se aplican a ellos y encuentran formas de ganar dinero al margen de la ley.

No importa cómo se haga, el objetivo de la economía ilegal es siempre el mismo: ganar dinero.

¿Cómo funciona la economía ilegal?

Las economías ilegales pueden ser difíciles de entender, ya que pueden implicar una gran variedad de actividades y transacciones. Sin embargo, por lo general, las economías ilegales funcionan aprovechando las lagunas de la ley o eludiendo la normativa.

Por ejemplo, un mercado negro puede surgir cuando hay escasez de un bien o servicio legal. En estos casos, quienes necesitan el bien o el servicio pueden verse obligados a recurrir al mercado negro, donde a menudo pueden encontrarlo más caro o de menor calidad.

Otro ejemplo común de economía ilegal es la evasión de impuestos. Al no declarar sus ingresos u ocultar sus activos, los individuos y las empresas pueden evitar el pago de impuestos. Esto no sólo priva al gobierno de ingresos esenciales, sino que también crea un terreno de juego injusto para los que sí pagan sus impuestos.

¿Cuáles son las consecuencias de la economía ilegal?

Las consecuencias de una economía ilegal pueden ser devastadoras. En primer lugar, puede tener un impacto negativo en la economía general de un país.

Esto se debe a que las empresas que operan en el mercado negro no pagan impuestos, lo que significa que el gobierno deja de percibir importantes ingresos. Esto puede llevar a una disminución de la financiación de servicios importantes como la educación y la sanidad, y también puede hacer que el valor de la moneda de un país disminuya.

En segundo lugar, una economía ilegal puede provocar inestabilidad y violencia. Esto se debe a que las organizaciones criminales involucradas en actividades del mercado negro tienden a ser muy inestables y a menudo recurren a la violencia para proteger sus intereses. Esto puede provocar una inseguridad e inestabilidad generalizadas en una comunidad o país.

¿Cómo podemos reducir la economía ilegal?

Hay muchas maneras de reducir la economía ilegal. Una de ellas es aumentar el número de policías y agentes fronterizos que trabajan para detener el flujo de mercancías ilegales.

Otra forma es mejorar nuestra capacidad de recopilación de información, para poder seguir mejor las actividades de las organizaciones delictivas.

Y, por último, tenemos que hacer un mejor trabajo de educación de la gente sobre los riesgos de participar en la economía ilegal. Concienciando a los ciudadanos y dificultando la actuación de los delincuentes, podemos hacer mella en este problema de 2 billones de dólares.

Conclusión

La existencia de una economía ilegal se debe a las grandes discrepancias que existen entre lo que es legal y lo que realmente es posible.

En un país con un alto nivel de desigualdad, no es de extrañar que tantas personas se vean obligadas a recurrir a actividades delictivas para ganarse la vida.

La economía ilegal tiene muchas consecuencias negativas, entre las que destaca el hecho de que priva al gobierno de unos ingresos muy necesarios. También crea un entorno peligroso e inestable, y puede provocar un aumento de los índices de delincuencia.

En última instancia, es importante recordar que la existencia de una economía ilegal es un síntoma de problemas sociales y económicos más amplios. Abordar estas cuestiones subyacentes es esencial si queremos abordar eficazmente el problema de la actividad ilegal.

Autor:
José Pineda

Ver más sobre Introducción a la Economía

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!