Economía Evolutiva

Economía Evolutiva

La economía evolutiva es una rama de la economía que aplica los principios darwinianos a la teoría económica. Intenta explicar el cambio económico como resultado de la competencia entre grupos de organismos (unidades económicas) que buscan sobrevivir y reproducirse.

Este enfoque ha sido criticado por algunos economistas, que sostienen que no es científico porque no puede ser probado o refutado.

Sin embargo, la economía evolutiva ha ganado adeptos entre algunos economistas que creen que proporciona una descripción más precisa del comportamiento económico que la economía tradicional.

Qué es la economía evolutiva

La economía evolutiva es una rama de la economía que estudia cómo se adaptan las empresas y los mercados a los cambios en el entorno.

Se preocupa por analizar la innovación, la competencia y el crecimiento económico desde un punto de vista dinámico. La economía evolutiva tiene en cuenta factores como el cambio tecnológico, demográfico o ambiental para explicar el comportamiento económico.

Los orígenes de la economía evolutiva

Los orígenes de la economía evolutiva se remontan a principios del siglo XIX, cuando el economista Jean-Baptiste Say propuso por primera vez la ley de la oferta y la demanda. Say creía que, en un mercado libre, los precios siempre se ajustarían para equilibrar la oferta y la demanda, una teoría que más tarde refinó y popularizó el economista británico Alfred Marshall.

No fue hasta la década de 1940 cuando la economía evolutiva empezó a tomar forma como un campo de estudio distinto.

Fue entonces cuando el economista estadounidense Israel Kirzner introdujo el concepto de espíritu empresarial, argumentando que el progreso económico está impulsado por las actividades innovadoras de los empresarios. (Lea También: ¿Qué es la Economía Mixta?)

Desde entonces, la economía evolutiva ha llegado a ser reconocida como una rama importante de la teoría económica, con un creciente cuerpo de investigación que explora el papel del comportamiento humano y las instituciones en la evolución económica.

Objetivos de la economía evolutiva

Su objetivo es entender cómo se ha formado y se está formando la economía, así como analizar las consecuencias de su desarrollo.

La economía convencional frente a la economía evolutiva

Existe un antiguo debate entre la economía evolutiva y la visión convencional de la economía. Las dos escuelas de pensamiento tienen explicaciones diferentes de los fenómenos económicos.

La economía evolutiva tiene en cuenta el papel de la naturaleza y el comportamiento humanos en las decisiones económicas. Reconoce que las personas no son actores puramente racionales y que las emociones y las interacciones sociales desempeñan un papel en las decisiones económicas.

En cambio, la visión convencional de la economía se basa en el supuesto de que las personas son actores racionales e interesados que siempre toman las mejores decisiones para sí mismos.

La economía evolutiva ha ido ganando adeptos en los últimos años, ya que cada vez más investigadores han empezado a ver el valor de su enfoque. Sin embargo, todavía no tiene tanta aceptación como la visión convencional de la economía.

Economía evolutiva y crecimiento económico

La economía evolutiva es una rama de la economía que aplica los principios de la evolución a los sistemas económicos. Considera cómo evolucionan los sistemas económicos a lo largo del tiempo y cómo se adaptan a las nuevas condiciones.

Los economistas evolutivos también estudian cómo se produce el crecimiento económico y cómo se puede mantener.

La economía evolutiva ofrece una nueva forma de pensar sobre los sistemas económicos y su capacidad de adaptación y crecimiento.

Tiene el potencial de responder a algunas de las preguntas más difíciles de la economía, como por ejemplo, por qué algunas economías crecen mientras otras permanecen estancadas.

Economía evolutiva y economía keynesiana

Hay dos escuelas principales de pensamiento en economía: la economía evolutiva y la economía keynesiana.

La economía evolutiva se basa en la teoría de la selección natural, que sostiene que los sistemas económicos evolucionan con el tiempo a medida que las empresas y los individuos compiten por la supervivencia.

Esta teoría se basa en la idea de que los seres humanos son actores racionales que siempre toman decisiones que les benefician a largo plazo.

La economía keynesiana, por su parte, se basa en la obra de John Maynard Keynes, quien sostenía que los seres humanos no siempre son racionales y que los gobiernos deben intervenir en la economía para ayudar a estimular el crecimiento.

Esta escuela de pensamiento es más popular en tiempos de recesión, ya que favorece la intervención del gobierno para ayudar a poner en marcha la economía.

Importancia 

La economía evolutiva es importante porque nos permite entender cómo las personas y las organizaciones toman decisiones económicas. Tiene en cuenta el contexto histórico, social y cultural en el que se toman las decisiones. Es una rama de la economía que estudia cómo funcionan los mercados y los sistemas económicos.

Las economías evolutivas tienen numerosos beneficios para las sociedades que las adoptan. Algunos de estos beneficios incluyen una mayor prosperidad general, una mayor inclusión social y económica, y un menor riesgo de conflictos armados.

Críticas a la economía evolutiva

Hay una serie de críticas que pueden hacerse a la economía evolutiva. Una de ellas es que se basa en una serie de supuestos que pueden o no ser ciertos. Entre ellas, la noción de información perfecta, preferencias racionales y agentes con interés propio.

Otra cuestión es que no tiene en cuenta las normas e instituciones sociales, que pueden desempeñar un papel importante en el comportamiento económico.

Tampoco considera las emociones y motivaciones individuales, que también pueden ser factores importantes en la toma de decisiones económicas.

Por último, la economía evolutiva ha sido criticada por su supuesto elitismo. Algunos argumentan que presenta una visión simplificada del comportamiento humano que excluye a la gran mayoría de las personas de participar en las decisiones económicas.

Conclusión

La economía evolutiva es el estudio de cómo el comportamiento económico y las instituciones evolucionan a lo largo del tiempo.

Este campo relativamente nuevo de la economía se basa en la idea de que los seres humanos no son actores racionales, como supone la economía clásica, sino que están influidos por una serie de factores, como los instintos y las emociones.

Ésta trata de entender cómo estos factores interactúan para dar forma al comportamiento económico y a las instituciones.

Autor:
José Pineda

Ver más sobre Introducción a la Economía

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!