Pruebas Genéticas no ayudan a predecir la Diabetes Tipo 2

Examinar 18 variaciones genéticas asociadas con la diabetes tipo 2 no es más útil que la evaluación de un médico para predecir el riesgo que tiene una persona de padecer diabetes, informan los investigadores.

La noticia es tanto alentadora como desalentadora.

“La revolución genómica ya está aquí. A usted lo pueden examinar para detectar el riesgo de una enfermedad”, señaló el Dr. James Meigs, autor principal de uno de los estudios que aparecen en la edición del 20 de noviembre de la revista New England Journal of Medicine. “En el marco de la diabetes, mientras más genes de riesgo tenga, mayor será su riesgo. Anteriormente desconocíamos que una persona podía sumar riesgos a través de sus genes”.

“Pero no sabemos lo suficiente acerca de la genética de la diabetes para hacer recomendaciones sobre una prueba generalizada”, agregó Meigs, profesor asistente de medicina en la Facultad de medicina de Harvard y el Hospital general de Massachusetts en Boston. “Para los adultos, la información se puede obtener con un chequeo médico en la que el médico le dice todo lo que necesita saber sobre su riesgo de diabetes. En los más jóvenes, la prueba genética podría ser útil. El valor de esta prueba radica en determinar qué cantidad de información genética necesita saber para cambiar sus factores del estilo de vida”.

Sin embargo, incorporar otras variantes genéticas podría perfeccionar una prueba genética de ese tipo.

“Se necesita mucho más trabajo”. Los genotipos que se han estudiado hasta ahora son sólo 18. Éste es un número insuficiente”, dijo Rajat Sethi, profesor asistente de ciencias farmacéuticas en la Facultad de farmacia Irma Lerma Rangel del Centro de ciencias de la salud de la Universidad A&M de Texas. “Creo que hay que estudiar más variaciones genéticas. Este enfoque es bueno”.

Muchos factores de riesgo de la diabetes tipo 2 son bien conocidos, algunos notables como el historial familiar de la enfermedad, una mala nutrición, falta de ejercicio y tener sobrepeso. Los expertos consideran que tanto los factores genéticos como los ambientales (como dieta y ejercicio) y una interacción entre ambos contribuyen al desarrollo de la diabetes.

Meigs y sus colegas examinaron 18 mutaciones de genes asociadas con la diabetes tipo 2 en 2,377 personas que participaron en el estudio de la familia de Framingham, que duró tres décadas. Caca gen contribuía entre 5 y 7 por ciento a aumentar el riesgo de desarrollar la diabetes, señalaron los investigadores.

La evaluación de estos genes sí predijo quién iba a tener diabetes, pero no mucho mejor que el examen regular de un médico.

Los autores del segundo estudio analizaron 16 variantes genéticas asociadas con la diabetes tipo 2 en 16,061 individuos suecos y 2,770 finlandeses. Una vez más, la prueba genética fue apenas ligeramente mejor que los métodos convencionales para predecir quién desarrollaría esta enfermedad. No obstante, la capacidad de los factores de riesgo genéticos para predecir la diabetes futura mejoraba mientras más largo era el seguimiento que se daba a los participantes, apuntaron los investigadores.

Los investigadores de la Universidad de Lund en Malmo, Suecia, sugirieron que este tipo de prueba podría ayudar a estrechar el número de personas que se necesitan en los ensayos que buscan la prevención de la diabetes tipo 2.

“Si no chocamos con una pared en la ciencia en términos de financiamiento [para la prueba genética], en 100 años quizá tendremos algo”, dijo el Dr. Stuart Weiss, profesor asistente clínico de medicina del Centro médico Langone en la Universidad de Nueva York, en esa misma ciudad.

“Es maravilloso que la ciencia esté progresando, pero no todo descubrimiento es útil clínicamente hablando”, agregó. “Tal como parece, el historial familiar, los triglicéridos [grasas en la sangre] altos y la obesidad en conjunto son los que ponen a una persona en alto riesgo y está claro que para mucha gente ha sido así por largo tiempo. Subrayar esto es bueno porque podemos hablar con los pacientes al respecto. Mientras más pronto sea la intervención y con mayor agresividad tratemos la diabetes, mejores resultados se conseguirán”.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!