Estudio sobre la Amigdalectomía

Una reseña de tres técnicas quirúrgicas comunes usadas en amigdalectomías y procedimientos relacionados ha permitido determinar qué método tiene el nivel más bajo de complicaciones.

Los médicos realizan unas 530,000 adenoamigdalectomías (para extirpar tanto adenoides como amígdalas) en los niños de los EE. UU. cada año. Sin embargo, no hay consenso sobre cuál es el mejor método quirúrgico, y puede haber complicaciones como sangrado y deshidratación, así como deglución dolorosa, fiebre y dolor de oído.

En el nuevo estudio, investigadores examinaron registros médicos de 4,776 pacientes que se sometieron a adenoidectomía, amigdalectomía o adenoamigdalectomía durante un período de 36 meses.

Las tres técnicas usan microdebridador (que se vale de un cortador para eliminar tejido), coblación (que se vale de radiofrecuencia) o electrocauterio (que se vale de una sonda metálica calentada eléctricamente).

El microdebridador tuvo el menor índice de complicaciones con 0.7 por ciento, seguido de la coblación con 2.8 por ciento y el electrocauterio con 3.1 por ciento, según el informe en la edición de junio de la revistaOtolaryngology — Head and Neck Surgery.

“Seguirá habiendo preguntas sobre cuál es el mejor procedimiento”, aseguró en un comunicado de prensa el Dr. Craig S. Derkay, autor del estudio.

“Sin embargo, un punto importante es que independientemente de la técnica quirúrgica utilizada para extirpar las amígdalas en el estudio, nuestros resultados demuestran un nivel aceptable de seguridad en todos los procedimientos”.

FUENTE: American Academy of Otolaryngology — Head and Neck Surgery, news release, June 2, 2010

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!