Detección de Auto-Inmunidad en Pacientes con Sepsis en Cualquiera de sus Estadios

(Sirs*-Sepsis-Sepsis Severa)

En una Institución de Cuarto Nivel de complejidad durante un período de seis meses

Académico Dr. Rubén Camargo
Académica Dra. Ana María Segura
Dr. A. Marín
Clínica General del Norte, Barranquilla

Resumen

En esta investigación evaluamos la sepsis en cualquiera de sus estadios (sirs-sepsis-sepsis severa) como un disparador de procesos auto inmunitarios subclínicos o como una generadora de autoinmunidad, por posibles reacciones cruzadas entre los antígenos de los microorganismos contaminantes y algunas moléculas de antígenos celulares orgánicos. Investigamos un universo de 211 registros de cultivos en un lapso de tiempo comprendido entre enero y junio de 2005.

Se seleccionó una muestra de 30 registros de pacientes con cultivos, que llenaron los estrictos criterios de selección y fueron discriminados así: 21 mujeres (70%), 9 hombres (30%, cuya edad media fue de 35.9 años. Todos los registros de laboratorio informaron gérmenes gram-negativos. El estadio de las sepsis evaluadas fue el siguiente: SIRS, 13 (43.3%); sepsis, 11 (36.6%) y sepsis severa, 6 (20%).

Las pruebas para determinar autoinmunidad durante la hospitalización fueron RA-test, Anticuerpos anti DNA, Anticuerpos Antinúcleo, Prueba de Coombs directa; estas fueron negativas en la totalidad de los pacientes. Iguales pruebas se repitieron seis meses después de su hospitalización, a 17 pacientes (56.6%) que se logró contactar. Todas se reportaron igualmente negativas. La mortalidad a seis meses fue de 7.6%.

En nuestra investigación no encontramos respuesta autoinmunitaria en el tiempo, asociada a procesos sépticos por gérmenes patógenos nosocomiales.

Introducción

Actualmente existe información sobre el hecho de que los procesos infecciosos sépticos y los procesos auto-inmunitarios están estrechamente relacionados, pues coinciden en su presentación, en algunos casos; en otros, el uno prepara las condiciones para que se exprese el otro. Los microorganismos (bacterias, virus y hongos) pueden inducir respuestas autoinmunes de tipo autoinmune. La lisis de células se puede producir durante el proceso de la sepsis, ya sea por acción de los microorganismos o del sistema inmunitario del paciente, haciendo que queden expuestas todas las estructuras internas de la célula, las cuales no son reconocidas por el sistema inmunitario y por esta razón pueden activar una respuesta de rechazo contra todas estas estructuras (sensibilización); si esta reacción se perpetúa puede ser el origen de un proceso reumatológico o una enfermedad autoinmunitaria crónica.

No hay en este momento mayor conocimiento sobre la relación que puede existir entre un germen patógeno nosocomial y la inducción de un proceso autoinmunitario en los pacientes que presentan cuadros infecciosos en diferentes estadios de gravedad en la sépsis. Este conocimiento nos permitiría clasificar los gérmenes patógenos nosocomiales relacionados y promover en la comunidad científica mundial métodos de vacunas o de inmunoterapia muy importantes para evitar la evolución de este tipo de patología, la sepsis, la cual continúa teniendo una mortalidad elevada en el mundo.

Marco Teórico

Desde hace aproximadamente 80 años se comenzó a relacionar formalmente a los procesos auto-inmunitarios con la infección por determinados microorganismos: es así como Osler sugirió que la AR (Artritis Reumatoide deformante) era causada por una infección. El principal sitio de la infección era posiblemente la boca y especialmente la garganta. Desde entonces son muchos las investigaciones para tratar de explicar el origen infeccioso de ciertas enfermedades especialmente las reumatológicas. (Naparstek 1993)5.

Las enfermedades de tipo infeccioso en estadio de sepsis pueden contribuir al desarrollo o la exacerbación de la auto-inmunidad. Actualmente existe información sobre el hecho de que los procesos infecciosos sépticos y los procesos auto-inmunitarios están estrechamente relacionados, pues coinciden en su presentación en algunos casos; o en otros uno prepara las condiciones para que se exprese el otro. (Jameson 1998)4.

Los procesos infecciosos pueden promover el desarrollo de autoinmunidad por muchos mecanismos posibles. Las infecciones de determinados tejidos pueden inducir inflamación local y provocar la expresión de coestimulantes en las APC (células presentadoras de antígenos) y la ruptura de la anergia de células T autorreactivas. (Cope 1998)6.

La infección por sí sola puede ocasionar alteraciones de los auto-antígenos o hacer que se creen neoantigenos con reactividad cruzada parcial o por la liberación de antígenos secuestrados intracelularmente; de esta manera se presentan reacciones cruzadas con los auto antígenos, (Whitton 1999)7. De forma que la respuesta inmunitaria dirigida contra los microorganismos pueden provocar reacciones contra los auto antígenos. A este fenómeno también se le ha dado el nombre de imitación molecular o mimetismo antigénico.

La presentación clínica en la sepsis varía de intensidad de acuerdo al huésped, al patógeno y a las condiciones comórbidas que pueda presentar. Se establece el estadio de la sepsis, por la condición clínica del paciente y su respuesta inflamatoria (Zanetti 1997)1.

La clasificación de los pacientes de acuerdo a las DEFINICIONES ACCP/SCCM (Bone 1999)2 para los estadios de la sepsis es la siguiente:

a) SIRS (Síndrome de respuesta inflamatoria sistémica) se refiere a la presencia de dos o más de los siguientes criterios en un paciente sometido a un insulto sistémico. Frecuencia cardiaca mayor de 90, hiper o hipotermia, leucocitosis o leucopenia. Frecuencia respiratoria mayor de 20 ciclos por minuto o ¨PaCO2 menor de 32 mmHg.

b) Sepsis se refiere a un aspecto de condiciones clínicas en las cuales la presencia de infección activa una respuesta inmunitaria en el huésped caracteriza da por inflamación sistémica y activación de la coagulación.

c) Sepsis Severa a la presencia de infección y evidencia clínica de inflamación sistémica con disfunción orgánica.

d) Shock Séptico a la presencia de hipotensión arterial refractaria con evidencia clínica de inflamación sistémica con disfunción orgánica.

e) Disfunción Orgánica Múltiple: respuesta inflamatoria sistémica prolongada en el tiempo que se traduce en lesión tisular y falla multisistémica.

Hay exámenes de laboratorio que permitirían detectar una reacción de autoinmunidad en un paciente con proceso infeccioso en diferente estadio de la sepsis por gérmenes patógenos nosocomiales. Estos son:

Reactante de fase aguda:

• Proteína C reactiva (PCR)
• Fibrinógeno

Pruebas de Autoinmunidad:

RA-Test. Esta técnica detecta un auto anticuerpo contra la gammaglobulina G humana y es un marcador importante en procesos inflamatorios auto inmunitarios.

Prueba de Coombs directa. Esta técnica detecta precozmente los eritrocitos sensibilizados por auto anticuerpos

Anticuerpos antinucleares. Detecta la presencia de auto anticuerpos contenidos en el suero de un paciente que pueden estar dirigidos contra diferentes estructuras del núcleo. Según la imagen inmunofluorescente que se revele, la técnica nos puede presentar un patrón homogéneo, patrón periférico, patrón moteado y. patrón “nucleolar”.

Anticuerpos anti-DNA. Esta técnica detecta anticuerpos contenidos en el suero sanguíneo humano que pueden ser de tipo IgG o IgM y van dirigidos contra las proteínas nucleares DNAds y DNAss.

En este estudio nos proponemos realizar las pruebas mencionadas que detecten respuestas de tipo auto inmunitario en pacientes con sepsis en cualquiera de sus estadios (SIRS-Sepsis-Sepsis Severa) con el fin de demostrar autoinmunidad durante el proceso infeccioso por germen patógeno nosocomial en un período de observación de seis meses, después de superado su evento agudo.


* SIRS: Síndrome de respuesta inflamatoria sistémica.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!