Angie Cepeda Habló de… Desnudos, Diego Torres y de su Familia

Angie Cepeda

Angie Cepeda

Fresca como siempre, tranquila y segura como no la habíamos visto, y muy enamorada, así estuvo en Colombia para presentar su película.
Por Martha Isabel Duarte
Fotos Hernán Puentes

«Mi familia es lo más grande que tengo».

La actriz Angie Cepeda llegó para promocionar Pantaleón y las visitadoras y habló con Tv y novelas sobre la gente que más ama y de las vivencias que experimentó con la película.

Para ella fue una sorpresa que el director Francisco Lombardi la llamara para protagonizar la película: «Sobre todo porque la referencia que él tenía de mí era simplemente la de Luz María, y era un personaje totalmente distinto. Todos los días le agradezco que haya confiado en que yo podía ser versátil. Para mí es halagador estar en una película como ésta. La experiencia fue uno A».

En ningún momento le preocuparon los desnudos: «Al leer el guión no aparece como un desnudo, sino que simplemente describen la escena como es. Sencillamente, me gustó. Tenía la alegría de saber que estaban contando conmigo para este proyecto y que yo tenía que decidir si lo hacía o no. Cuando terminé de leer el guión estaba convencida de que quería hacer la película, más allá de las escenas que tuviera que realizar».

Y aunque en el momento de filmarlas tuvo miedo, la idea de contar con un buen director la hizo cambiar: “El simple hecho de saber que estaba trabajando con un director increíble al que le tenía toda la confianza del mundo, me relajó totalmente; también saber que estaba trabajando con un actor que es muy bueno y con el que me llevo muy bien. Estaba tranquila porque sabía que saldría muy bien».

Tampoco consultó con su novio Diego Torres la determinación de hacer el desnudo: «Para nada. Mi trabajo no tiene nada que ver con mi relación. Después le puedo contar de un proyecto y escuchar lo que opina. Específicamente de este proyecto, tan pronto leí el guión, decidí que lo iba a hacer. Diego no se mete en estas cosas».

«Diego es mi equilibrio, es… no sé…mi media guayaba».

EN BUSCA DEL HOGAR
A Angie, su carrera la ha llevado demasiado lejos de su familia actual y de la que pueda llegar a formar: «Sé que quiero tener una familia, pero eso va a ser más adelante, cuando Dios lo decida, cuando crea que es el momento. Deseo trabajar un poco más, y el día que decida tener un hijo, deseo dedicarle el tiempo que yo quiera. Por otro lado, el estar viajando tanto y haciendo tantas cosas, provoca que no esté con mi familia y los extrañe mucho. Me encantaría y sueño con que un día podamos estar todos juntos en un mismo lugar».

Y por estar alejada de su familia es que a veces afronta instantes de soledad: «En estos momentos hay una chica que está trabajando conmigo, se llama Martica, es de Turbaco y es un amor; es una persona a quien quiero mucho y es como de mi familia. Con ella me descargo un montón. Por otro lado, cuando me siento sola o me siento triste, mis hermanas y mi mamá son justo el apoyo que necesito».

De sus hermanas tiene el mejor concepto: «Lorna es mi cómplice, mi amiga. Me alegro mucho por todo lo que le está pasando. Por su parte, Ivette es mi consejera, también mi cómplice y mi amiga. Estoy agradecida por lo mucho que me quiere y lo que me ofrece día a día».

Para Diego también tiene dulces palabras, que denotan el amor que le tiene: «Diego es mi equilibrio, es… no sé… mi media guayaba. Es la persona que me hace divertir, que me hace gozar la vida. Siento que en este momento es mi complemento perfecto».

Para Salvador del Solar, su coestrella en la cinta, tiene igualmente grandes elogios: «Es mi compañero, una persona con la que tengo una comunicación total. Ahora que seguimos trabajando juntos, sé que le puedo decir cualquier cosa y la va a tomar bien. Con él me siento segura. Hemos logrado un gran nivel de amistad, sobre todo en el trabajo. Estamos haciendo una novela juntos y en el set nuestros temores y preocupaciones son los mismos».

Ahora tiene muchas personas importantes en su vida: «En mi familia, mi mamá es una mujer a quien amo y es también mi amiga. Estoy agradecida con Dios porque siento que mi familia es un regalo. Es un regalo poder contar con ellos, contarles cualquier cosa, porque a ellos no les oculto absolutamente nada. Mi familia es lo más grande que tengo».

CONMOVIDA
La violencia es un tema que la estremece. Por eso, al hablar de la posibilidad de un secuestro, dice: Ese tema es mejor no tocarlo. Me da escalofrío. Veo el noticiero y lloro, me deprimo, porque me doy cuenta de que no solo en Colombia sino en el mundo entero estamos de mal en peor. Al ver cómo está el mundo, mi único consuelo es ver que la juventud de ahora se ha conscientizado de la realidad que estamos afrontando y queremos que esto cambie en todo el planeta».

Y aunque ahora vive un excelente momento, también le queda tiempo para recordar el pasado: «Tengo muchos recuerdos lindos de mi infancia y de mi adolescencia. A veces me acuerdo mucho de la etapa del colegio, y no digo que quisiera volver atrás, porque estoy contenta por el momento que estoy viviendo ahora, pero hoy valoro mucho más ese tiempo, aunque estoy feliz así».

Con Pantaleón y las visitadoras comprobó que le queda muy difícil perdonar un engaño como el que vivió la esposa de Pantaleón: «No creo, porque tengo un temperamento muy fuerte. También creo que cada relación es muy particular, es un mundo aparte, con unos códigos diferentes que no sé… En el amor uno no puede decir que dos más dos son cuatro; en el amor cualquier cosa podría pasar».

La Colombiana, su personaje en la película, le enseñó muchas cosas: «Me hizo darme cuenta de que en la vida hay que vivir el momento y saber que, dentro de todo, más allá de la familia y las cosas lindas que se tienen, al mundo uno vino solo y se va solo. Cada cosa que se vive diariamente tiene un valor extraordinario. No se puede retroceder en el tiempo. Por eso toca aprovechar día a día. También supe que en el amor, en las relaciones, nunca es tarde. Por más que uno tenga una caída, sufra o tenga un tropezón, siempre debe estar esperando, porque siempre va a aparecer alguien».

Más Archivos Históricos de Farándula AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!