Evolución de las Cartas del Tarot

Evolución de las Cartas del Tarot

Court de Gebelin

Antonie Court de Gebelin nació en Nimes en 1725 y murió en París el 10 de mayo de 1784. Estudió Teología en Lausana y lo mismo que su padre, ejerció el ministerio de pastor de la Iglesia Reformada.

Sostiene que las cartas de tarot son de origen egipcio y que se consideran como un libro jeroglífico llegado hasta nosotros a través de los siglos. De acuerdo con su teoría, las cartas del tarot eran una alegoría de la filosofía y de la razón egipcias.

Gebelin llegó a la conclusión que el juego de tarot podía haber sido inventado sólo por los egipcios, desde el momento en que se basa en el número siete, en que los palos coinciden con las cuatro instituciones egipcias, en que la mayor parte de los triunfos están claramente relacionados con motivos egipcios.

Gebelin trazó la ruta seguida por el tarot en el camino hacia Europa de la siguiente forma: Este juego quedo confinado en Italia desde los primeros siglos después de Jesucristo ya que Roma estaba estrechamente ligada a Egipto a través de los ritos y el culto a Isis que la primera adoptó. Hasta cuando Alemania estuvo unida con Italia se difundió este juego por este país. Si no llegó a París fue debido en gran parte a la rareza de las figuras y en particular a la voluminosidad de las cartas, que no podía resultar grata al gusto de las damas parisenses. Posteriormente se haría necesario hacer más pequeñas las cartas, para satisfacer estas exigencias. Por el contrario, este juego no sobrevivió en Egipto debido a que este país cayó en la esclavitud y la ignorancia, perdió toda capacidad de expresión artística y no estaría ya en condiciones de producir una sola carta de tarot.

Click para ver Tarot Egipcio

Etteilla

Un apasionado seguidor de Gebelin, Alliette, se dedicó a la divulgación de las ideas del maestro, para adquirir fama y fortuna. Este era un astuto oportunista de gran inventiva. Colocó en sentido opuesto las letras de su apellido para obtener un nombre menos corriente y como Etteilla se dedicó al estudio de los números de acuerdo al sistema de Pitágoras. Publicó sus descubrimientos en varias obras y como conocía el arte de sugestionar las mentes de sus contemporáneos. Adaptó los antiguos tarots a sus sistemas matemáticos, desarrollo al máximo la cartomancia y trato de conciliar su inventiva con la máxima precisión científica.

Este tarot, conocido como las Grandes Etteilla, son cartas emblemáticas basadas en las típicas representaciones del tarot y acompañadas por una serie, numeradas desde el 1, Etteilla questionnant, hasta el 78, Folie. Totalizan, lo mismo que los preexistentes tarots venecianos, el número de 78 piezas.

Los dibujos de los palos son bastos, copas, espadas y oros. Las figuras son de cuerpo entero y llevan en la mano los símbolos de los palos. Algunas cartas van acompañadas de los símbolos astrológicos y astronómicos. Cada carta lleva el título en las partes superior e inferior, y el número en el ángulo superior izquierdo. Loa ases están representados mediante una mano con su antebrazo que sostiene el símbolo del palo.

Eliphas Levi

De la misma forma que Gebelin y Etteilla trataron de demostrar científicamente los orígenes egipcios de las cartas del tarot, este señor considera que las cartas del tarot eran un alfabeto sagrado y oculto, que los hebreos atribuyeron a Enoch, primogénito de Caín; los egipcios, a Hermes Trismegisto, el dios Thoth, y los griegos, a Cadmo, el fundador de Tebas.

Eliphas Levi fue un filósofo y un estudioso de simbolismo. Su verdadero nombre era Alphonse Louis Constant, y era sacerdote católico.

Levi vio en las cartas del tarot una síntesis de la ciencia y la clave para interpretar la Cábala. Observó que, en la Cábala el árbol de la vida tiene veintidós senderos, que unen entre sí los Sephiroth o Números.

Sucesivamente combinó los senderos con las veintidós letras del alfabeto hebreo. Por último, afirmó que los veintidós arcanos mayores deberían acoplarse a las letras del alfabeto, alcanzando así la completa simbiosis de las letras, las cartas y senderos.

Papus

Gerard Encause (1865-1917), docto médico francés que escribía con el seudónimo de Papus, contribuyó notablemente a la potenciación del aspecto oculto de las cartas del tarot y la asimilación de los 22 triunfos a las letras del alfabeto hebreo.

Fundador y jefe de la Orden Masónica de los martinistas y miembro de la Orden Cabalística de la Cruz-Rosa. Basó su filosofía oculta en una forma de cabalismo que usa números místicos en relación con los nombres y las letras. El tarot gira en torno a la palabra ROTA, representada como una rueda. Aplicó la ley de los números a cada uno de los 22 arcanos mayores y a las cuarenta cartas numeradas.

Arthur Edward Waite

(1857-1942). Fue un auténtico estudioso del ocultismo, autor de minuciosas investigaciones y de numerosas obras, entre ellas, “La Clave del Tarot”, usó el simbolismo como clave del tarot. Por iniciativa y supervisión de Waite se dibujó una baraja de tarots de setenta y ocho cartas, llamada el “mazo Rider”, obra de Pamela Colman Smith, una norteamericana crecida en Jamaica y miembro de la Orden del Alba Dorada. La diferencia de este tarot con los dos anteriores, es que la Fuerza y la Justicia, marcadas respectivamente con el XI y el VIII, en este mazo tiene los números invertidos, la Justicia el XI y la Fuerza el VIII.

La baraja original de Waite fue impresa en 1910 por “Rider & Company”, de Londres y se publicó junto con la obra citada anteriormente. Hoy se encuentran diversos ejemplares de la misma en las librerías especializadas y en diversas publicaciones.

Wirth – Case – Zain – Crowley

Los veintidós arcanos mayores anexos al libro de Oswald Wirth, Le tarot des images du Moyen Age llevaron letras hebreas pintadas en el ángulo inferior derecho. Todas las cartas tienen extraordinarios colores metálicos y llevan en la parte superior la numeración romana.

Paul Foster Case, en su libro The Tarot, A Key of the Wisdom of the Ages (El tarot, clave de la sabiduría de los tiempos) reproduce algunos de los arcanos mayores, según los dibujos de Waite. Las cartas Case llevan un número arábigo en la parte inferior izquierda y una letra hebrea en la parte inferior derecha. Los dibujos de Case son en blanco y negro y se prestan a ser coloreados según el gusto subjetivo.

Las cartas de tarot reproducidas por C. C. Zain en la obra The Sacred Tarot (El Tarot Sagrado) son también en blanco y negro y pueden ser coloreadas asímismo, las cartas son ricas en simbolismo egipcio y muy distintas de las tradicionales.

El mazo de cartas presentado por Aleister Crowley en The Book of Thoth (El libro de Thoth) está coloreado de acuerdo con los dibujos originales de Lady Frieda Harris. Las llamadas “cartas Thoth” son completamente distintas de las tradicionales y fueron impresas, en mazo completo, en 1971, para unirlas a la citada obra.

Otras Barajas de Tarot

En el curso de los últimos siglos se añadieron varias figuras a las veintidós cartas simbólicas de los arcanos mayores, usadas para predecir la fortuna. Estas artísticas barajas ilustraban los acontecimientos de la época y reproducían motivos militares, de arte, de ciencia, de literatura, poesía, danza, folklore, caza, industria, teatro, etc. En Alemania, predominan los motivos del mundo animal. Pese a la existencia de barajas italianas, francesas, alemanas, belgas, suizas y norteamericanas, los títulos de los veintidós arcanos mayores figuran casí siempre en lengua francesa, a excepción de las norteamericanas, que desde el siglo XX, llevan predominantemente las leyendas en lengua inglesa.

El Tarot de Unicornios

Este tarot fue creado por la norteamericana Suzanne Star, autora y Liz Hilton, la artista. Es una reverencia a este mítico animal. Por siglos, los Unicornios han capturado la imaginación de reyes, personas comunes, novelistas y poetas. La primera referencia de ellos se remonta al 440 a.C.. Ahora, el misticismo del tarot, combinado con la grandeza y la magia de los Unicornios está representado en el tarot de Unicornios.

Es, básicamente el mismo tarot de la antigüedad, las figuras son muy de la época medieval y en todas está presente un Unicornio. Los veintidós arcanos mayores tienen escritos los nombres en lengua inglesa y están numerados en romano.

Este es el tarot que yo interpreto, lo escogí porque va con mi carácter y se adapta muy bien a los requerimientos de los consultantes, dando respuestas acordes con las necesidades de cada uno de ellos.

Click para ver Tarot Unicornios

 

Más Temas de Tarot AQUÍ
Anterior Siguiente

1 COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!