Alcachofas en Salsa

Alcachofas en Salsa

Si quieres probar nuevos sabores, variar tus recetas y platos, te compartimos esta receta de Alcachofas en Salsa, una entrada exquisita para compartir con todos tus invitados.

Las alcachofas son ricas en fibra que ayudan a mejorar el movimiento intestinal, también posee fitoesteroles que ayuda a controlar los niveles de colesterol en la sangre y flavonoides que protegen la salud del corazón. A la hora de comprar las alcachofas asegúrate de escoger las que veas más apretadas y densas, que estén bien cerradas y sean de color verde, descarta las que tengan manchas negras.

Más Recetas de la Cocina Internacional AQUÍ

¿Cómo Preparar las Alcachofas en Salsa?

Ingredientes:

1 kg. de alcachofas pequeñas y tiernas
Sal
Limón
Dientes de ajo muy picados
Agua
1 cucharada (de café) de perejil picado.
2 cucharadas soperas de aceite

Preparación:

Se quitan a las alcachofas sus hojas externas que son duras. Cortar las puntas de las hojas, se frotan bien con ½ limón (para que no se pongan oscuras) y se cortan en dos o en cuatro a lo largo. Se echan en agua fresca con unas gotas de zumo de limón, reservando una rodaja para el guiso.

Cuando están todas las alcachofas preparadas, se escurren y se ponen en un cazo, que debe ser alto y más bien estrecho. Se les añade la rodaja de limón, el pan rallado espolvoreado, el aceite, el perejil y los ajos muy picados. Luego se cubren de agua fría (la justa) y se añade la sal, revolviendo todo bien con una cuchara de madera.

Se ponen a fuego más bien vivo hasta que rompe el hervor. Se tapa el cazo y se dejan a fuego mediano durante unos 45 minutos (este tiempo depende de la clase de alcachofa). Probar una hoja para asegurarse de que están cocidas. Se sirven en una fuente honda con su salsa.

Otras Recetas con Alcachofas que te Pueden Gustar

Pollo en Salsa de Alcachofas

Ingredientes: 10 presas de pollo, limón, sal y pimienta, 3 cuchadas de aceite, 1 taza de vino blanco.

Ingredientes para la salsa blanca: 24 alcachofas pequeñas cocinadas con un chorrito de vinagre, 1 taza de caldo de pollo, 1 taza de leche, 4 cucharadas de harina, 50gr de margarina, pimienta, sal y nuez moscada.

Preparación: sazona el pollo con el limón, la sal, pimienta deja reposar y mientras tanto puedes hacer la salsa en un bowl. Solo necesitas mezclar todos los ingredientes y batir muy bien para que no quede ningún grumo de la harina. Te recomendamos que hasta que no quede bien disuelta la harina que es la encargada de espesar la salsa, no incorpores el caldo.

Las alcachofas las puedes licuar con crema de leche o solo la leche y luego incorporarla con el resto de la salsa. No importa si quedan pedacitos de alcachofa.

Dora las presas de pollo, retira el exceso de grasa y cuando ya el pollo esté bien frito agrega 1 taza de vino blanco, tapa y deja que hierva para que el vino se reduzca. Luego baña el pollo con la salsa, deja que la cocción continúe por unos minutos más, apaga y sirve.

Evita la Oxidación de las Alcachofas

Las alcachofas tienden a oxidarse muy fácilmente, perdiendo su color verde claro característico. Pero para que esto no pase te vamos a contar tres consejos muy fáciles y útiles. Al agua en donde estas cocinando las alcachofas debes agregar sal, zumo de un limón y una cucharadita de harina de trigo.

Otra opción es solo con un chorrito de vinagre al agua donde se cocinan; y la última es que tan pronto las peles las sumerjas en agua fría junto con ramas de perejil. Resulta que el perejil tiene vitamina C que ayuda a frenar el proceso de oxidación.

Más Recetas de Cocina AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!