Turismo en Oaxaca – México

Paisaje-Oaxaca

ZONAS ARQUEOLÓGICAS DE OAXACA

MITLA: LA CIUDAD DE LOS MUERTOS. Otra importante obra arqueológica es Mitla. Se trata de un centro ceremonial. Los mitos de la región indican que era la morada de los muertos zapotecos y lugar donde habitaron los sacerdotes. Lugar importante de los Antiguos Mexicanos para cruzar ese umbral de la dualidad divina. Cuando los misioneros escucharon las explicaciones de los indígenas sobre Mitla, ellos la compararon por su importancia religiosa a la Basílica de San Pedro de los católicos.

La Villa de Mitla esta situada a 40 Km. Al Oriente de la Ciudad de Oaxaca. En zapoteco se conoce como “Lyobaá”, que significa “lugar de descanso”, pero la palabra Mitla es de origen náhuatl y significa “lugar de los muertos”. El conjunto consta de cinco unidades arquitectónicas; la más antigua, Antonio Caso la sitúa entre 450 y 700 d.C., por ser posterior a Monte Alban la arquitectura es similar. Es uno de los pocos sitios arqueológicos que viniendo del periodo Clásico, los españoles lo alcanzaron a ver en operación y la destrucción del sitio fue por ordenes del Arzobispo Alburquerque, quien en 1553 mandó construir lo que fue el arzobispado en el costado Norte de la Catedral en la Ciudad de Oaxaca, con la misma arquitectura en su fachada que la de Mitla, simbolizando con ello ,el nuevo orden religioso, ahora en manos de los colonizadores.

MONTE ALBAN:“milagro espiritual” de la Montaña Sagrada, Ubicado en Monte Alban es admirable por las figuras en bajorrelieve de personas danzando. En el mismo lugar también se sitúa el Juego de Pelota. El lugar específico en donde se juega tienen forma de dos letras “t” unidas por la base, pero el patio central posee bancos desde donde salen muros de siete metros de altura.

Es una de las primeras ciudades populares de Mesoamérica tuvo gran auge y esplendor, se fundó aproximadamente 500 años a. C., floreciendo hasta 750 d. C. Ubicado en el centro del Valle de Oaxaca. Tenían un sistema alimentario. Conocieron ampliamente el uso de las plantas, a diferencia de las otras “civilizaciones Madre”, lograron a través de investigaciones biogenéticas, transformar el Teozintle, que es un pasto pequeño y en la planta del maíz, hoy sembrada en todo el mundo. Es por ello que los mexicanos tienen la cultura del maíz.

Los antiguos mexicanos; al igual que los egipcios, los chinos o los hindúes, buscaron en el cenit de su conocimiento, la luminosa esencia de la existencia humana. Monte Alban representa un símbolo espiritual afanosamente esculpido en la roca. Monte Alban debió ser un centro de conocimiento, donde se estudiaba e investigaban campos de la energía y la conciencia humana, que en nuestros días, nos parecerían totalmente increíbles. Por ello la educación en el México Antiguo fue una de las instituciones más desarrolladas e importantes.

YAGUL. Lugar enigma, originado por la cultura zapoteca. La tradición dice que Yagul fue el lugar originario del pueblo de Talcolula y que en el siglo XVI se cambiaron a donde esta actualmente, quedando desde entonces abandonado. Los arqueólogos han reconstruido su “historia arquitectónica”, en la cual se establece que fue destruido y transformado en sucesivas ocasiones, hasta que al final , al parecer,fue destruido y abandonado por sus últimos moradores. Yagul cuenta con 29 cuartos al rededor de 6 patios, un juego de pelota, una fortaleza en la cumbre, calles y edificios, así como varias tumbas.

EL SEÑOR DE LAS PEÑITAS Una inmensa piedra que desde tiempos inmemoriales has sido lugar de culto y ruegos. En esa roca, hace muchos miles de años, cuando la piedra era solo barro, un ser humano dejó su huella y con el tiempo esta se petrificó. La leyenda cuenta que es la huella de Dios, que cuando hizo el mundo, se sentó a descansar en ella y dejó su huella. Hoy se le ha hecho una pequeña verja y se ha techado. Es un lugar donde la gente realiza sus deseos ,es famoso por los milagros que concede a todos. Lo cierto es que independientemente de cualquier creencia, el posarse sobre estos monolitos es una experiencia muy especial, pues con un poco de sensibilidad se siente en general la fuerza del lugar y en particular el de las piedras en cuestión.

LAMBITYECO. Extensa zona arqueológica, de aproximadamente 7 kilómetros cuadrados, de la cual sólo se ha explorado una mínima parte de los 200 “mogotes” (pequeños promontorios de tierra) existentes. Lo extraordinario de Lambityeco son sus dos mascarones de Cosijo, la representación zapoteca del Tláloc náhuatl, que en una primera asociación simbólica se manifiesta como “el agua” generadora de la vida o de la energía luminosa con lo que esta creado todo el mundo material. Este trabajo es único en Oaxaca y nos habla de la calidad estética con que estaban decoradas las construcciones de los Viejos Abuelos, pues hoy en día sólo vemos, por decirlo de una manera práctica, “los edificios en obra negra”. Esta máscara, como todas las decoraciones, estaba pintada con bellísimos colores.

Dainzu, según vocablos zapotecos significa “Cerro del Cacto” o “cerro de órganos”. Dainzu es famoso por su galería de bajos relieves en piedra, que representa a jugadores de pelota en actividades violentas, con atuendos prehispánicos; así como la presentación de los cuatro probables Dioses del Fuego.

Una de las características especiales de los juegos de pelota de Oaxaca es que no poseen en sus paredes laterales los anillos de piedra por donde pasaban las pelotas de hule, impulsadas por los golpes que los jugadores les daban con las caderas y los antebrazos. Supone que Dainzu es del mismo periodo de Monte Alban (500 a.C.) existe un grabado en piedra muy interesante donde aparece un individuo con todo el estilo maya, tanto morfológicamente, como por su atuendo.

Tumba Zapoteca de Huijazoo, Suchilquitongo. En el Cerro de la Campana en Suchilquitongo, a unos 29 km. de la ciudad de Oaxaca en el Valle de Etla, existe un espléndida tumba zapoteca , no está abierta al público por motivos de conservación, toda vez que si se abriera, muy pronto se borrarían los espléndidos frescos con que está decorada.

Descubierta en el año de 1985, por el Arqueólogo Oaxaqueño Enrique Méndez Martínez. Está distribuida en tres partes: una primera antecámara con dos nichos, una segunda cámara amplia con un patio, dos nichos grandes y cuatro pequeños y una cámara funeraria.

GRECAS DE TEOTITLÁN DEL VALLE

Los muros del templo de Teotitlán del Valle nos ofrecen un testimonio de esta grandeza indígena. Mexicana. Allí donde existió uno de los lugares más sagrados del pueblo zapoteca, sitios arqueológicos destruidos en su mayoría u ocultados por el sometimiento español a una cultura católica. Sin embargo, los cimientos y el mismo edificio fueron construidos con las piedras sagradas de la milenaria civilización que se ha negado a morir. Claro ejemplo de cómo está construida la identidad cultural México.

Más Destinos Mexicanos AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!