Parques Naturales en Boyacá

Parques Naturales de Boyacá

Prepárate para visitar estos Parques Naturales en Boyacá, son hermosos y únicos, llenos de naturaleza, flora y fauna endémica. Para cualquiera que vayas, no olvides aplicarte bloqueador solar, llevar una chaqueta abrigadora y desocupar la memoria del celular para tomar cientos de fotos preciosas.

Gracias a su exclusiva ubicación en la cordillera oriental, Boyacá cuenta con paisajes naturales y amplias gamas de flora y fauna que han sido preservadas y destinadas como atracciones turísticas, logrando así, entre otras cosas, la fluidez de la economía en la región.

Más Destinos Colombianos AQUÍ

Parques Naturales para Visitar en Boyacá

Parque Nacional de Iguaque

Parque Nacional de Iguaque

Gracias a su riqueza en lo que a Fauna y Flora respecta, Iguaque es uno de los parques naturales de Boyacá más concurridos. Ubicado en la cordillera oriental, cuenta con 6750 hectáreas de paramera y zona boscosa andina.

Los afluentes de agua que nacen en la reserva proveen los acueductos de comunidades vecinas como Santa Sofía, Sáchica, Chíquiza, Arcabuco y Gachantivá. La temperatura varía dependiendo de la altura, bascula entre los 4 y 12 ºC.

La reserva fue fundada en 1977, está localizada en el cauce del río Cane-Iguaque. Favorece a más de 35.000 residentes de la región de Ricaurte, quienes se sostienen de su promesa ambiental para su desarrollo económico y preservación forestal.

Dentro del parque se halla la laguna de Iguaque, la cual era de significado sagrado para los habitantes muiscas tiempo atrás a la colonización española del continente, ya que la estimaban como el lugar donde se había creado la especia humana. En la reserva conviven hábitat de páramos, robledales y bosques altoandinos, humedales y espesura árida.

Sendero Ecológico La Zarza

Sendero Ecológico La Zarza en Boyacá

Este camino se localiza en la provincia de Duitama, Vereda la Trinidad, es una ruta que se origina en un hábitat de bosque andino delineando un desfiladero de un río chico, transcurre por una elevada catarata rocosa, para terminar en un hábitat de población paramera.

Es un recorrido donde se puede gozar de costumbres culturales y preservación del medio ambiente, un avance turístico como ventana de reflexión de los visitantes y turistas hacia el ecosistema, usando la formación ambiental, la huella histórica y los medios actuales, cuidando el entorno y progreso del ámbito de vida.

Este sendero se considera una estación ideal para disfrutar de los ambientes de paramos y zona boscosa alto andina. La ruta cuenta con 14 kilómetros de extensión, un camino que está a una altura de 2.650 a 3.550 metros, se convive con el clima frío del páramo, rozando los 7 grados centígrados de temperatura.

En el recorrido se pueden desarrollar ejercicios agropecuarios como la dirección de ovejas, ganado lechero, conejos, porcinos, observar cultivos de lombrices, sembrados de legumbres, campos frutales y florales.

Vereda Velandia

Vereda Velandia en Saboyá

Velandia está bordada por el río Suárez en la zona oeste, albergando dos fuentes hidrográficas como son la quebrada del Ruchical y los Robles. La quebrada del Ruchical nace en el Baho a causa de la fusión de las quebradas Peña Lisa y Torres.

La quebrada de Peña Lisa se origina en la frontera con Monte de Luz al este de la senda. Se encamina por la dirección este oeste, transitando por la Guilera, vasta de una exclusiva vegetación de altos árboles como los robles.

En el Baho acoge las afluentes de la quebrada Torres, formando así la quebrada del Ruchical. Siguiendo esa misma ruta; desemboca sus fuentes al cauce Suárez en los galpones. En su extensión territorial forma pozos como los de charco azul y el Baho, que funcionan como lugares de pasatiempo.

La quebrada de los Robles toma vida en el lugar conocido como Rincones, debido a la mezcla de las quebradas Paso Viejo, y las Sendas. También está la quebrada de Paso Viejo que se origina en la parte este de Velandia, en la ruta norte sur, llegando a los Rincones; rodeada de una amplia zona de vegetación, establecida por helechos, mazorcas de agua y robles.

La quebrada de las Sendas ve la luz en Mata de Mora y hace las veces de frontera entre Velandia y los Rincones, encaminado de este a oeste. En la zona Rincones, estas dos circulaciones se fusionan creando así la quebrada de los Robles. Continuando con su trayecto, esta bordeada de una gama de bosques de líquenes, musgos y robles.

Otros Destinos de Turismo AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!