Turismo en Brasilia

Turismo en Brasilia

Desarrollada y estética, Brasilia, la capital de Brasil, es una ciudad que gracias a su expresión arquitectónica progresista y su avanzada planeación urbana fue denominada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Previo a su creación, la ciudad ya había sido diseñada, haciéndola imposible de comparar con cualquier otra en el mundo.

Resalta por su entorno vanguardista y por su meticulosa organización, rozando la perfección en sus bulevares provocando que el turismo en Brasilia sea muy apetecido. Los turistas transitan por ellas con gran comodidad y gozan de la gama de colores, el placer y la cultura que emana esta región en cada una de sus esquinas.

Brasilia ha sido proyectada para la complacencia y el agrado de sus residentes locales y extranjeros. Tiene áreas residenciales y comerciales definidas, por lo que es sencillo conocer su atractivo sin perder la armonía en el recorrido.

Además, pasear en automóvil por sus avenidas producto de su cómodo tráfico, resulta simple y agradable. Las temperaturas son templadas y muy gustosas a lo largo de todo el año, algo que no se presenta en otras ciudades de Brasil.

Los meses de mayo y junio son las fechas más apetecidas por los viajeros, ya que en verano la temperatura ronda los 27 ºC, mientras que en invierno la temperatura desciende a los 0 ºC. A pesar de esto, son muchas las construcciones históricas que atraen la atención de los visitantes.

Más Destinos en Brasil AQUÍ

Mejores Lugares para Visitar en Brasilia

La Plaza de Los Tres Poderes

La Plaza de Los Tres Poderes

Los tres monumentos que adornan la plaza de los Tres Poderes simbolizan la acepción del orden, la justicia y la paz que los gabinetes deben brindar a su pueblo. Representan las tres bifurcaciones del gobierno carioca.

Su lugar en la plaza se ha convertido en un receptor de atractivo turístico por su cercanía a otros lugares icónicos de la capital. Así mismo, en su marco se desarrollan presentaciones musicales, fiestas culturales y sucesos políticos.

Catedral Metropolitana

Catedral Metropolitana en Brasilia

Una de las mejores catedrales de Brasil es la Metropolitana de Brasilia. Dibujada por Oscar Niemeyer en 1970, acentuada por su techado en vidrio, que combina los trazos del cielo y la tierra en esta inclusión de colisión espiritual.

Sede del Gobierno

El Palácio do Planalto es el domicilio oficial del presidente de Brasil. Fue reformada en 2011 con un frente progresista de color blanco y una pileta de gran tamaño, que proporciona a la edificación un marcado tono de poder y desarrollo.

Se localiza en medio del Tribunal Federal Supremo, el Congreso Nacional y la plaza de los Tres Poderes. Debido a que es un edificio gubernativo en uso, únicamente se puede visitar los domingos en la tarde y bajo la coordinación de un guía.

Pueblos Indígenas

A pesar de ser una ciudad tan moderna, Brasilia cuenta con construcciones que ofrecen recorridos con concepto histórico, tal es el caso del Museo de los Pueblos Indígenas, concebido en sus orígenes como una tienda de arte moderno; aunque al final se transformó en un extraordinario museo de etnología cada vez más recurrente entre los turistas. En el recorrido se pueden admirar trabajos de alfarería, canastas hechas manualmente y objetos nativos atávicos.

Santuario Don Bosco

Santuario Don Bosco

El santuario Don Bosco es una de las construcciones religiosas progresistas más atractivas del planeta. Su ingreso es similar a una sumersión acuática, ya que el santuario asombra por sus ventanales azules que tocan el techo. Causan una impresión críptica, muy sugestiva, que se posa sobre las bancas y el altar.

La catedral brinda asistencia religiosa, promoviendo las plegarias, el profundo pensamiento y la renovación sosegada entre sus paredes. En la sala principal sorprende la lámpara araña de Murano, arquitectónicamente fabricada y autóctona de Venecia.

Otros Destinos Turísticos AQUÍ

Autor: Lorenzo Parra

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!