Una Copa Ayudaría a Combatir el Riesgo Cardíaco en Hipertensos

Una Copa Ayudaría a Combatir el Riesgo Cardíaco en Hipertensos

8 Ene. 2007 – A los hombres con presión arterial elevada generalmente se les aconseja evitar las bebidas alcohólicas, pero investigadores de Estados Unidos y Holanda dijeron el pasado martes que una o dos copas por día reducirían sus posibilidades de sufrir un ataque cardíaco.

El estudio con más de 11.000 hombres apoya los resultados de otras investigaciones que muestran que cantidades pequeñas a moderadas de alcohol pueden disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca, al elevar los niveles de lipoproteína de alta densidad, es decir del colesterol HDL o ‘bueno’.

Además, este consumo medido haría a la sangre menos propensa a coagularse.

Los bebedores de alcohol en general corren mayor riesgo de tener presión arterial elevada, y el consumo en exceso incrementa el peligro de padecer una muerte temprana por varias condiciones, entre ellas la enfermedad cardíaca.

No obstante, muchos estudios demostraron que quienes toman alcohol moderadamente serían personas más saludables.

El equipo de la Escuela de Salud Pública de Harvard, el Centro Médico Beth Israel Deaconess y la Universidad de Wageningen en Holanda quería comprobar si los hombres con alta presión, a los que se aconseja no beber alcohol, podían consumir de manera segura un poco de vino, cerveza o licor.

Los expertos analizaron los datos de 11.711 profesionales de la salud que participaron de un sondeo a largo plazo entre 1986 y el 2002.

Los hombres que consumían una o dos copas por día tenían tasas menores de ataques cardíacos letales y no letales que el resto de los participantes. Sin embargo, su tasa general de muerte no era inferior.

Los hombres que tomaban tres copas o más al día en promedio no estaban protegidos.

“Los hombres diagnosticados con hipertensión probablemente reciben muchos consejos sobre cómo cambiar su estilo de vida, su actividad física y su dieta”, dijo Joline Beulens, quien dirigió el estudio.

“Este estudio señala que si beben alcohol con moderación no necesitarían cambiar sus hábitos con la bebida”, agregó Beulens.

Para la especialista, dos copas parecen ser el límite, tal como indican estudios anteriores.

“Por lo tanto, nuestros resultados no son una licencia para que los hombres con hipertensión se sobrepasen”, agregó Beulens en un comunicado.

“Debido a que la ingesta excesiva de alcohol aumenta claramente la presión arterial, muchos hombres con hipertensión son aconsejados a no beber, pero nuestros resultados sugieren que esto no sería necesario si los hombres toman de manera segura y responsable”, explicó la investigadora.

En un artículo publicado en la edición del martes de ‘Annals of Internal Medicine’, el equipo de investigación indicó que sólo estudió a profesionales de la salud varones, por lo que no está claro si los hallazgos pueden aplicarse a hombres y mujeres con otras ocupaciones.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!