La vida después de la cirugía para perder peso

vida después de la cirugía para perder peso

Un estudio reciente halla que la enfermedad cardiaca coronaria y el suicidio contribuían a incrementar el riesgo de muerte entre los pacientes después de una cirugía bariátrica.

La investigación halló que alrededor del uno por ciento de los que se habían sometido a la cirugía bariátrica en Pensilvania entre 1995 y 2004 murieron en el plazo de un año tras la cirugía, y el 6.4 por ciento falleció en el transcurso de cinco años.

Después de 16,683 operaciones, fallecieron 440 pacientes (2.6 por ciento), anotó el estudio de la Universidad de Pittsburgh. Esta tasa de mortalidad es más alta que la de las personas del mismo sexo y edad de la población general.

Los hallazgos aparecen en la edición de octubre de la revista Archives of Surgery, una edición dedicada a la cirugía bariátrica.

El incremento en el riesgo de mortalidad entre los pacientes de cirugía bariátrica es “tal vez una función de comorbilidades iniciales relacionadas con la obesidad sustancial y la probabilidad de que los pacientes continúen siendo obesos tras una pérdida de peso significativa y sigan teniendo comorbilidades”, escribieron los autores del estudio.

Algunos de los hallazgos:

  • Menos del uno por ciento de las muertes ocurrieron en los primeros 30 días después de la cirugía.
  • Las tasas de mortalidad aumentaron con la edad, sobre todo entre pacientes mayores de 65 años. La edad promedio al momento de la cirugía era de 48 años.
  • La enfermedad cardiaca era la causa principal de muerte, ya que acabó con la vida de 76 pacientes (19.2 por ciento). Esta tasa es más alta que la de mortalidad por enfermedad cardiaca en la población general.
  • De las 45 muertes por causas traumáticas, 16 (el 4 por ciento de todas las muertes) se debieron a suicidios, y 14 (3 por ciento) a sobredosis de medicamentos no clasificados como suicidio. En la población general, sólo se habrían esperado dos muertes por suicidio entre ese mismo número de personas.

“Es probable que este incremento continuado en la mortalidad tras la cirugía bariátrica pueda reducirse a través de una mejor coordinación del seguimiento médico después de la cirugía, sobre todo en el control de factores de alto riesgo como la hipertensión, la diabetes mellitus, la hiperlipidemia (colesterol alto) y el tabaquismo, así como de esfuerzos para evitar que se vuelva a aumentar de peso mediante la dieta y el ejercicio y el apoyo psicológico para prevenir y tratar la depresión y el suicidio”, concluyeron los autores del estudio.

Otro estudio que aparece en la misma edición de Archives of Surgery halló que los pacientes obesos mórbidos de alto riesgo que pierden entre el 5 y el 10 por ciento de su exceso de peso o más antes de la cirugía de bypass gástrico podrían tener estancias hospitalarias más cortas y perder peso más rápidamente tras la cirugía.

Los investigadores del Geisinger Health Care System en Danville, Pensilvania, estudiaron a 884 pacientes con una edad promedio de 45 años. De esos pacientes, 169 perdieron entre el 5 y 10 por ciento de su exceso de peso antes de la cirugía, y 425 el 10 por ciento o más de antemano.

En comparación con los pacientes que perdieron entre cero y 5 por ciento de su exceso de peso antes de la cirugía, los que perdieron más del 5 por ciento eran menos propensos a permanecer en el hospital más de cuatro días, y los que perdieron más del 10 por ciento eran más del doble de propensos a haber perdido el 70 por ciento de su exceso de peso al año después de la cirugía de bypass gástrico.

Las mejoras en la salud física asociadas con la pérdida de peso podrían ayudar a reducir las complicaciones quirúrgicas y a acortar la estancia hospitalaria de un paciente, sugirieron los autores del estudio. Es necesario investigar más para examinar cómo la pérdida de peso antes de la cirugía podría ayudar en la pérdida de peso a largo plazo después de la cirugía.

Un tercer estudio halló que los pacientes obesos de Medicaid que se someten a la cirugía de bypass gástrico en Y de Roux podrían ser más propensos a regresar a su trabajo que otros pacientes similares que no han pasado por esta cirugía.

Investigadores del Centro médico Mason de Virginia, en Seattle, estudiaron a 38 pacientes discapacitados médicamente que se habían sometido a la cirugía y otros 16 pacientes que no lo habían hecho.

Los que se habían sometido la cirugía, con una media de edad de 48 años, tenían un índice de masa corporal promedio de 58 antes de la cirugía y fueron seguidos durante 44 meses. Los que no se sometieron a la cirugía, con una media de edad de 51 años, tenían un IMC promedio de 54 y fueron seguidos durante 32 meses.

“Los pacientes que se sometieron al bypass gástrico en Y de Roux eran más propensos a regresar al trabajo, ya que 14 (32 por ciento) se reincorporaron a su puesto de trabajo, en comparación con el 1 (6 por ciento) de los pacientes de control que no fueron operados”, escribieron los autores del estudio. “Era más probable que volvieran al trabajo los pacientes cuyas afecciones comórbidas (enfermedades concurrentes) habían sido resueltas tras la cirugía”.

Los pacientes que se reincorporaron a sus puestos de trabajo no volvieron a necesitar el financiamiento de Medicare.

Aunque la cirugía bariátrica tiene cada vez mayor aceptación, se necesita llevar a cabo investigaciones adicionales para demostrar a las aseguradoras y al público que es el mejor tratamiento a largo plazo para la obesidad, de acuerdo con el editorial que señaló que estos estudios de la cirugía bariátrica ayudan a mejorar su comprensión.

“Los estudios presentados en esta edición de Archives nos ofrecen más conocimiento acerca del riesgo de estos procedimientos, los resultados, los perfiles de complicaciones, la mejora en la funcionalidad asociada con la pérdida de peso inducida por cirugía, la necesidad de una monitorización a largo plazo y la equivalencia de las varias operaciones de banda laparoscópica”, escribió el Dr. Edward H. Livingston, del Centro médico Southwestern de la Universidad de Texas en Dallas. “Sin embargo, aún necesitamos más datos para convencer a los que no creen en la cirugía bariátrica de que es la terapia apropiada para los pacientes de obesidad mórbida, o que podrían tener complicaciones debido a su peso excesivo”.”

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!