Ideas sobre la Alopecia Andrógena

Investigadores informan que han relacionado un gen con una afección poco común que hace que la gente desarrolle cabello delgado tipo pelusa de melocotón, que potencialmente allana el camino a más ideas sobre la alopecia andrógena.

El hallazgo no conducirá inmediatamente a un mejor tratamiento o cura, señaló Angela M. Christiano, coautora del estudio, publicado el 15 de abril en la revista Nature. Y aunque se trata de “solo de una pequeña pieza del rompecabezas”, podría dar ideas sobre un componente de la alopecia andrógena conocido como encogimiento, aseguró Christiano, director del Centro de Genética Humana de la Universidad de Columbia.

Contrario a lo que se cree popularmente, la alopecia andrógena no hace que el cabello deje de crecer. En cambio, el cabello continúa creciendo, pero es corto y delgado, como la pelusa del melocotón, aseguró Christiano.

“Si se mira un cuero cabelludo muy calvo, sigue produciendo muchos cabellos diminutos como pelusa de melocotón”, dijo. “Sigue habiendo un folículo. Sigue habiendo equipo para sacar cabello de algún tiempo”.

Las personas que tienen una afección poco común conocida como hipotricosis simple congénita tienen el mismo problema, aunque comienza en el nacimiento.

En el nuevo estudio, Christiano y sus colegas examinaron la composición genética de los miembros de dos familias paquistaníes y una familia italiana cuyos miembros han heredado la afección. Los investigadores descubrieron un gen en los que una mutación parece causar el problema.

El gen, conocido como APCDD1, se encuentra en una región del cromosoma 18 que se ha demostrado en estudios anteriores que está relacionada con otras formas de pérdida del cabello. Los investigadores también hallaron que el APCDD1 inhibe una vía de señalización que se ha demostrado por mucho tiempo que controla el crecimiento del pelo en los ratones, pero no se ha relacionado de manera extensiva con el crecimiento del cabello humano.

Además de dar más ideas sobre la hipotricosis simple congénita, la investigación génica “nos da vías para llegar a la comprensión de la alopecia andrógena” porque las afecciones son similares, aseguró Christiano. Podría ser cuestión de reprogramar los sistemas de crecimiento del cabello porque el equipo sigue estando ahí, dijo.

Parte del reto del estudio de la calvicie es que los ratones no sufren el equivalente de la alopecia andrógena, lo que hace que la investigación con animales sea menos efectiva para comprender cómo funciona el crecimiento del cabello, dijo.

La Dra. Doris Day, dermatóloga de la ciudad de Nueva York, aseguró que cerca de la mitad de las personas mayores de cincuenta presentan pérdida del cabello. “Puede ser debilitante, sobre todo para las mujeres, que cuentan con menos opciones de tratamiento”, aseguró Day.

Los fármacos como Rogaine y Propecia tratan la calvicie, pero previniendo la pérdida futura del cabello en lugar de fomentando el crecimiento de cabello nuevo, señaló Christiano.

Además, según Day, los medicamentos tienen efectos secundarios. “La mayoría de esos fármacos bloquean hormonas o enzimas”, dijo. “Sin embargo, no son específicos para el cuero cabelludo, por lo que los efectos secundarios pueden incluir reducción de la libido, así como daño potencial para el hígado”.

“Los medicamentos necesitan ser usados de manera indefinida para continuar siendo efectivos”, dijo, “y para algunas personas, los medicamentos no controlan adecuadamente la pérdida del cabello”.

Un tratamiento basado en genes, en comparación, podría permitir el crecimiento normal del cabello. Comprender la base genética de la calvicie podría ayudar a los investigadores a encontrar mejores tratamientos para otras afecciones, como la alopecia, que causa pérdida del cabello, señaló Christiano, quien agregó que ella misma la sufre.

FUENTES: Angela M. Christiano, Ph.D., director, Center for Human Genetics, Columbia University Medical Center, New York City; Doris Day, M.D., dermatologist, New York City; April 15, 2010, Nature

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!