Revista de Neumología: Editorial, Vol. 12 No. 4

Cuando las circunstancias del país no son las más propicias y cuando el médico percibe alterada su estabilidad en muchos órdenes, por situaciones de todos conocidas, la Sociedad Colombiana de Neumología y Cirugía del Tórax, desafiando estas circunstancias, realiza en la ciudad de Cartagena el II Congreso de la ALAT, con un balance académico y financiero más que satisfactorio, sobrepasando ampliamente las expectativas fijadas y colocando la neumología colombiana en sitial de vanguardia. Dos meses más tarde, la sociedad vuelve a decir presente, con una participación muy activa, en la realización del Congreso Colombiano de Medicina Interna llevado a cabo en la ciudad de Bogotá en octubre pasado.

Ahora, le corresponde a la Sociedad Colombiana de Neumología Pediátrica, la cual levanta la mano, solicita el turno y mide fuerzas para realizar en la ciudad de Bucaramanga el cuarto congreso colombiano de su especialidad. Admirable, si tenemos en cuenta que ello representa un verdadero desafío a la actual fragilidad ecomómica del país, a la situación de seguridad nacional y a la fatiga propia de los últimos meses del año. Pero no dudamos de los resultados, porque de sobra conocemos la experiencia de los participantes, la importancia de los temas, la sólida organización del evento y la calidez del pueblo santandereano. La Revista Colombiana de Neumología se suma a este esfuerzo y con verdadero orgullo, dedica el presente número a la publicación de las memorias.

Verdadero ejemplo de tenacidad el que representa, no solo la realización de todos estos eventos, sino también la participación activa de todo el cuerpo médico en ellos, porque además, esta forma de agigantarse en la adversidad y de exigirse personalmente en la búsqueda constante de una calidad que beneficie a nuestros pacientes -fin último de nuestro quehacer-, es una forma positiva de contribución en estos momentos de crisis, así como una respuesta a la corrupción y a la violencia en todas sus manifestaciones, demostrando de paso que no estamos atrincherados en la inercia y que continuamos creyendo en lo nuestro.

La editorial de la revista deja claro que como órgano científico, no tiene intereses ni predilecciones partidistas, pero como depositarios de la tradición hipocrática que propende por la conservación de la vida y como ciudadanos, nos sumamos a la protesta por las circunstancias que rodearon al fallecimiento de nuestro colega el Dr. Miguel Nassif y expresamos a su familia nuestros sentimientos de dolor y solidaridad.

Con la publicación del presente número cerramos las actividades del año 2000 y extendemos una invitación para que el año venidero continuemos en la tarea por la superación de nuestra revista, cuya calidad estará a su turno reflejando siempre, la capacidad de investigación y calidad académica de todos los que conformamos la sociedad de neumología.

JOSÉ G. BUSTILLO PEREIRA
Editor Rev Colomb Neumol

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!