Construcción de tablas y curvas de crecimiento fetal: discusión

Discusión

La medida obtenidas por las tablas de crecimiento fetal locales son estadísticamente similares a las reportadas por Snijjders y Nicolaides (p=0,16), hasta la semana 34 periodo a partir del cual se observa una disminución en la distribución de las medidas estadísticamente significativa ( p = 0.005).

Al analizar los parámetros de circunferencia abdominal en percentiles 5 y 95 se observa también diferencia significativas con los valores reportados por Snijders y Nicolaides (p< 0.001) y diámetro biparietal en los percentiles 50 y 95, (p< 0.001) y similares en la longitud femoral (p = 0.4).

Además, al analizar los porcentajes obtenidos de comparar la distribución de la población en nuestro estudio en los percentiles 5, 50 y 95 se encontró que los valores reportados por las curvas y tablas de Snijders y Nicolaides seleccionaron el 0.00%, 2.62% y 0,33% para los respectivos percentiles y de 1.97%, 46.23%, 49.51% y 2.62% para la población debajo de p5, entre p5 y p50,entre p50 y p95 y por encima de 95 respectivamente, lo que demuestra que nuestras mediciones son inferiores a las reportadas en dichas tablas.

En los valores reportados en los gráficos y tablas de nuestro estudio no se observa en el caso de CRL diferencia estadísticamente significativas a las reportadas en los diferentes textos de ecografía [12] (p=0.16).

Sin embargo al analizar y comparar las mediadas obtenidas por nuestro estudio del DBP, LF Y CA y compararlas con las reportadas por Snijder y Nicolaides observamos que las diferencias son estadísticamente significativas en el DBP y CA desde las semanas 35 de la gestación, periodo a partir del cual se observa una disminución en la media de las medidas y por ende de los respectivos percentiles.

Comparación de curvas con las tablas de Hadlock de crecimiento fetal

Sin embargo, al comparar las curvas obtenidas por nosotros con las Tablas de Hadlock Crecimiento Fetal se observan datos similares en todos los parámetros medidos como el DBP, LF y CA en los percentiles 50, pero se observan diferencias significativamente estadísticas en los percentiles 3 y 97, con patrones de crecimiento fetal muy por debajo del percentil 97 considerados por la curva de Hadlock, principalmente desde el inicio del tercer trimestre.

Por otro lado se pudo determinar el peso promedio del peso fetal al nacer el cual se encuentra en un rango de 3000 a 3300 gramos, que asociados al 15% de error en el cálculo del mismo[13] reportado en los diferentes estudios daría un rango de peso en la población de 2600 a 3800 gramos. Tabla 5

Edad gestacional y peso

Basado en lo anterior, se puede afirmar que las condiciones sociales y raciales locales son fundamentales para la confección de curvas normales para el uso de informes ecográficos. Pretende este estudio, crear un precedente para la construcción de tablas de biometría fetal aplicadas a nuestra población, que permitan una determinación más real de la edad fetal y crecimiento fetal para la toma de decisiones en obstetricia.

Debilidades del estudio

Las debilidades del estudio son varios. En primer lugar, relación al tamaño de la muestra utilizada en relación con el estudio realizado por Snidjers y Nicolaides que fue de 1040 embarazos; en segundo lugar, no se conocen los resultados obtenidos en los pesos de los recién nacidos, sin embargo, es importante aclarar que los pesos fetales estimados por las mediciones realizadas en el presente estudio corresponden al promedio observados en la Clínica de Maternidad Rafael Calvo.

Otra debilidad de este estudio es que no se dispone de estudios de variabilidad interobservador que permitan corroborar error en la medición de los datos, no obstante estos datos fueron obtenidos de equipos de alta resolución General Electric Voluson 730 y realizadas por personal docente de la universidad de Cartagena y en el Centro Imagenologico en Cediul y Cedifetal (perinatólogo) en Barranquilla. (Colombia).

Conclusión sobre la construcción de tablas de crecimiento fetal

El presente estudio documenta la necesidad de realizar curvas de crecimiento fetal en la población local, con una muestra mayor de pacientes que nos permitan estimar una curva de crecimiento intrauterino que pueda aplicarse a la población local, ya que se observó un patrón de crecimiento fetal diferente al comprarlas con las reportadas por Snidjer y Nicolaides y las Tablas de Hadlock Crecimiento Fetal

Financiación

Recursos propios de los autores.

Conflictos de intereses

Ninguno que declarar.

Referencias Bibliográficas

  • 1. Daniel Salpou1, Torvid Kiserud, Svein Rasmussen and Synnøve Lian Johnsen. Fetal age assessment based on 2nd trimester ultrasound in Africa and the effect of ethnicity. BMC Pregnancy and Childbirth 2008, 8:48.
  • 2. Chitty L, Altman D, Henderson A, Campbell. Charts of fetal size: 2. Head measurements. Br J Obstet Gynaecol 1994;101:35-43.
  • 3. Chitty L, Altman D, Henderson A, Campbell. Charts of fetal size: 3. Abdominal measurements. Br J Obstet Gynaecol 1994; 101: 125-31.
  • 4. Chitty L, Altman D, Henderson A, Campbell. Charts of fetal size: 4. Femur length. Br J Obstet Gynaecol 1994; 101:132-5.
  • 5. Kurmanavicius J, Wright E, Royston P, Zimmerman R, Huch R, Huch A, et al. Fetal ultrasound biometry: 1. Head reference values. Br J Obstet Gynaecol 1999;106:126-35.
  • 6. Kurmanavicius J, Wright E, Royston P, Zimmerman R, Huch R, Huch A, et al. Fetal ultrasound biometry: 2. Abdomen and femur length reference values. Br J Obstet Gynaecol 1999;106:136- 43.
  • 7. Ogasawara KK. Variation in fetal ultrasound biometry based on differences in fetal ethnicity. Am J Obstet Gynecol 2009;200:676.e1-676.e4.

Fuentes Bibliográficas

  • 8. Shipp TD, Bromley B, Mascola M, Benacerraf B. Variation in fetal femur length with respect to maternal race. J Ultrasound Med. 2001 Feb;20(2):141-4.
  • 9. Pang MW, Leung TN,Sahota DS,Lau TK, Chang AM. Customizing fetal biometric Charts. Ultrasound Review of Obstetrics and Gynecology. Sep 2003.Vol 3, Iss 3 pg271.
  • 10. Salomon LJ, Bernard JP, Duyme M Buvat,I Ville Y. The impact of choice of reference chart and equations on the assessment of fetal biometry. Ultrsound Review of Obstetrics and Gynecology. Jun 2005.Vol 5 Iss 2 Pg 559.
  • 11. Snijders and NIcolaides. Fetal biometry al 14-40 weeks’ gestation.Ultrasound Obstet Gynecol. 4 (1994) 34-48
  • 12. Fleischer, Manning, Jeanty, Romero. Ecografía en Obstetricia y Ginecologia. 2002. Edición Marban.
    13. Rumack,Wilson,Charboneau. Ecografía Obstétrica y Fetal. Segunda Edición 1999.
  • 14. P. Royston and E M Wright How to construc ´normal ranger´ for fetal variables. Ultrasound Obstet Gynecol1998;11:30-38
  • 15. Hadlock. Et al. Radiology.1984;152: 497-501.

Preguntas frecuentes

¿Qué es hadlock en una ecografía de embarazo?

Hadlock es un método de medición utilizado en ecografías de embarazo para estimar el tamaño y el desarrollo del feto. Fue desarrollado por el Dr. Frank Hadlock y su equipo en la década de 1980. Este método utiliza varias mediciones de diferentes partes del feto, como la cabeza, el abdomen y los huesos largos, para calcular la edad gestacional y evaluar el crecimiento fetal.

Las mediciones obtenidas mediante el método de Hadlock se comparan con tablas de referencia específicas según la edad gestacional para determinar si el feto está creciendo adecuadamente o si hay algún problema de crecimiento intrauterino. Esto ayuda a los médicos a monitorear la salud y el desarrollo del feto durante el embarazo y a tomar decisiones sobre la gestión del cuidado prenatal si es necesario.

¿Cuánto es lo normal de DBP?

La medida de la DBP (Diámetro Biparietal) es una de las mediciones clave que se realiza durante una ecografía obstétrica. El DBP se refiere a la distancia entre los huesos parietales del cráneo fetal, y se utiliza para estimar la edad gestacional y el crecimiento fetal.

El rango de valores considerado normal para el DBP puede variar según la edad gestacional del feto. Por ejemplo, alrededor de las 12 semanas de gestación, un DBP normal podría ser de aproximadamente 22-30 mm. A medida que avanza el embarazo, este valor aumenta gradualmente. Por lo tanto, lo que se considera “normal” para el DBP depende de la edad gestacional del feto en el momento de la ecografía.

Es importante tener en cuenta que cualquier valor individual de medición debe interpretarse en el contexto de otras mediciones ecográficas y el historial médico de la paciente para obtener una evaluación completa del crecimiento y desarrollo fetal.

¿Qué significa DBP CC CA LF en una ecografía?

En una ecografía obstétrica, las siglas DBP, CC, CA y LF se refieren a diferentes mediciones del feto que se realizan para evaluar su crecimiento y desarrollo:

DBP (Diámetro Biparietal): es la distancia entre los huesos parietales del cráneo fetal. Se utiliza para estimar la edad gestacional y el tamaño del feto. El DBP es una de las mediciones más importantes en el primer trimestre del embarazo.

CC (Circunferencia Cefálica): es la circunferencia alrededor de la cabeza del feto, medida en una sección transversal. La CC es útil para evaluar el crecimiento del cráneo y puede ayudar a detectar anomalías como hidrocefalia.

CA (Circunferencia Abdominal): es la circunferencia alrededor del abdomen del feto. La CA se utiliza para evaluar el crecimiento del abdomen y estimar el peso fetal. También puede indicar problemas como crecimiento intrauterino retardado.

LF (Longitud del Fémur): es la longitud del hueso del fémur del feto. La LF se utiliza para estimar la edad gestacional y evaluar el crecimiento óseo fetal. También puede ayudar a detectar condiciones como la displasia esquelética.

Estas mediciones se realizan durante diferentes etapas del embarazo y son parte integral de la evaluación prenatal para garantizar el bienestar del feto y detectar cualquier problema de desarrollo o crecimiento.

¿Qué tan preciso es Hadlock?

El método de Hadlock se utiliza mucho en la práctica clínica y se considera una herramienta precisa y confiable para estimar la edad gestacional y evaluar el crecimiento fetal durante el embarazo. Sin embargo, como cualquier método de medición médica, tiene sus limitaciones y factores que pueden influir en su precisión.

En general, la precisión del método de Hadlock puede variar dependiendo de varios factores como:

Experiencia del profesional: la precisión de las mediciones ecográficas puede depender en parte de la habilidad y experiencia del médico que realiza la ecografía. Un operador con experiencia y capacitación adecuada en la técnica de Hadlock probablemente obtendrá mediciones más precisas.

Calidad del equipo y técnica de imagen: la calidad del equipo de ultrasonido y la técnica de imagen utilizada pueden afectar la precisión de las mediciones. Un equipo de alta calidad y una técnica de imagen adecuada pueden mejorar la precisión de las mediciones ecográficas.

Posición fetal: la posición del feto durante la ecografía puede influir en la precisión de las mediciones. En algunos casos, la posición fetal puede dificultar la obtención de mediciones precisas.

Variabilidad intra e interobservador: aunque el método de Hadlock es estandarizado, puede haber cierta variabilidad en las mediciones realizadas por diferentes profesionales o incluso por el mismo profesional en diferentes momentos.

¿Cómo se valora el crecimiento fetal?

El crecimiento fetal se valora principalmente a través de ecografías obstétricas durante el embarazo. Durante estas ecografías, se realizan mediciones de diferentes partes del feto, como la cabeza, el abdomen y los huesos largos, y se comparan con valores de referencia específicos para la edad gestacional. Estos son algunos aspectos clave para valorar el crecimiento fetal:

Mediciones ecográficas

Se realizan mediciones como el diámetro biparietal (DBP), la circunferencia cefálica (CC), la circunferencia abdominal (CA), la longitud del fémur (LF) y otros parámetros para estimar el tamaño y el desarrollo del feto.

Curvas de crecimiento

Se utilizan curvas de crecimiento específicas para la población, que muestran las medidas típicas de diferentes partes del cuerpo fetal en relación con la edad gestacional. Estas curvas proporcionan una referencia para evaluar si el crecimiento del feto está dentro de los rangos esperados para su edad gestacional.

Evaluación del peso fetal

Además de las mediciones ecográficas, se puede estimar el peso fetal utilizando fórmulas específicas que tienen en cuenta parámetros como la CC y la CA. El peso fetal es un indicador importante del crecimiento y desarrollo del feto.

Evaluación de la proporción fetal

Se evalúa la proporción entre diferentes partes del cuerpo fetal, como la relación entre la cabeza y el abdomen. Una discrepancia significativa en estas proporciones puede indicar un problema de crecimiento intrauterino.

Evaluación del líquido amniótico

El volumen de líquido amniótico también se evalúa durante la ecografía. Un volumen anormalmente bajo o alto puede indicar problemas de crecimiento fetal o complicaciones del embarazo.

Evaluación de la placenta

Se evalúa la posición y el grosor de la placenta, así como el flujo sanguíneo a través de los vasos sanguíneos de la placenta, ya que la función placentaria puede afectar el crecimiento fetal.

Es importante recordar que el crecimiento fetal puede ser influenciado por varios factores, incluyendo la genética, la salud materna, el suministro de nutrientes y el flujo sanguíneo uterino.

¿Qué significa curvas bajas de crecimiento fetal?

Las “curvas bajas de crecimiento fetal” se refieren a gráficos o tablas que muestran mediciones de crecimiento fetal (como la circunferencia abdominal, el peso estimado del feto, entre otros) que están por debajo de lo esperado para la edad gestacional del feto. Estas curvas las utilizan los profesionales médicos para evaluar el crecimiento intrauterino y pueden indicar un problema potencial.

Cuando se observan curvas bajas de crecimiento fetal en las ecografías, puede ser un signo de crecimiento intrauterino retardado (CIUR), también conocido como restricción del crecimiento fetal. Esto significa que el feto no está creciendo a un ritmo adecuado en el útero.

Hay varias razones por las cuales esto podría ocurrir, incluyendo problemas con el suministro de nutrientes y oxígeno al feto, problemas con la placenta, factores genéticos, infecciones, enfermedades maternas como la hipertensión o la diabetes, entre otros.

Cuando se detectan curvas bajas de crecimiento fetal, es importante que los profesionales médicos realicen una evaluación completa para determinar la causa subyacente y tomar las medidas necesarias para garantizar el bienestar del feto y de la madre.

Esto puede incluir pruebas adicionales, seguimiento más frecuente, cambios en el manejo del embarazo o, en casos graves, la consideración de un parto prematuro para evitar complicaciones adicionales.

¿Qué es el percentil de crecimiento fetal?

El percentil de crecimiento fetal es una medida que compara el tamaño del feto con el de otros fetos de la misma edad gestacional en una población de referencia. Se utiliza para evaluar el crecimiento intrauterino y determinar si el feto está creciendo adecuadamente en comparación con otros fetos de la misma edad gestacional.

El percentil de crecimiento fetal se calcula utilizando datos de referencia de poblaciones normales. Por ejemplo, si un feto tiene un peso estimado que está en el percentil 50, significa que su peso está en el punto medio en comparación con otros fetos de la misma edad gestacional: el 50% de los fetos en la población de referencia tienen un peso mayor, y el 50% tienen un peso menor.

Los percentiles se suelen representar en una gráfica de crecimiento fetal, donde el eje vertical muestra los valores de la medida fetal (como el peso estimado o la circunferencia abdominal) y el eje horizontal muestra la edad gestacional. Las curvas de percentiles muestran cómo varían estas medidas en relación con la edad gestacional.

El percentil de crecimiento fetal se utiliza como una herramienta para identificar posibles problemas de crecimiento intrauterino. Por ejemplo, si un feto está en un percentil bajo (por debajo del percentil 10), puede indicar restricción del crecimiento fetal o algún otro problema de crecimiento. Por el contrario, si un feto está en un percentil alto (por encima del percentil 90), puede indicar un crecimiento fetal acelerado, que también puede tener implicaciones para la salud.

CLIC AQUÍ Y DÉJANOS TU COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *