Educación en diálisis peritoneal crónica en los programas de posgrado de nefrología en Latinoamérica, Resultados

Se revisa y analiza a información obtenida en cada uno de los países que respondieron la encuesta.

Centroamérica

En Centroamérica se obtuvo información de México y Guatemala. Se conoce que en Costa Rica, El Salvador y Panamá hay programas de entrenamiento en nefrología, no así en Nicaragua ni Honduras, hasta junio de 2012.

Guatemala

La DPC se inició con la tecnología usada en los años 1960 y 1970, con base en la implantación de catéteres rígidos transitorios en pacientes con insuficiencia renal aguda (IRA) y en algunos con ERC. El primer paciente en DPC fue reportado en 1978 por el Dr. Justo Galicia. En octubre de 1989 se inició el primer programa de DPC en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social. A nivel de las instituciones del estado la DPC se inició en el Hospital General San Juan de Dios, más en población pediá­trica. En 1997 se pudo ofrecer DPC a los pacientes no cubiertos por la seguridad social, a través de la Fundación Unidad Nacional de Atención al Enfermo Renal Crónico (UNAERC), cuyo primer director fue el Dr. Carlos Bethancourt, con participación de los doctores Leonel de Gandarias y Luis Arroyo, con crecimiento constante del programa para una po­blación actual cercana a 1.800 pacientes en DPC, mientras el programa del seguro social tenía sólo 347. Sólo una parte muy pequeña de la población recibe APD (5 pacientes), pues el estado no subsidia esta modalidad de terapia. En 2008 recibían DPC 1.757 pacientes en Guatemala (1).

En la actualidad hay 2 programas de posgrado en nefrología en Guatemala en el Centro de estudios de posgrado de la Universidad de San Carlos y en el Seguro Social, además del programa de Nefrología Pediátrica en el Hospital Roosevelt.

El posgrado de la Universidad de San Carlos con el Hospital Universitario San Juan de Dios, tiene programa de residencia de nefrología de 3 años de duración y la rotación por DPC es de 4 meses. El hospital sede del postgrado no tiene programa de DPC, dado que está a cargo del gobierno, una entidad aparte del hospital escuela. Los residentes rotan por un centro de diálisis del gobierno y una unidad de Baxter y por aparte, cada residente puede hacer una rotación autofinanciada fuera del país. El programa de postgrado tiene 6 cupos autorizados para residentes y en 2011 tenían 7 en entrenamiento. Colocan cerca de 12 catéteres de DP, bajo supervisión del nefrólogo o del residente de último año. Los residentes siguen los pacientes de diálisis durante los 2 años de entrenamiento. En enero de 2012, se inició el Postgrado de nefrología de adultos del Seguro Social, con 3 residentes.

México

Desde el punto de vista geográfico pertenece a Norteamérica, pero culturalmente pertenece más a Latinoamérica.

En México, como en la mayoría de países de LA, se empleó durante los años 1960 la DPA en el manejo de IRA, con tecnología de la época, con catéteres rígidos y solución de diálisis en botellas de vidrio. La HDC se utilizaba como puente para quienes iban a recibir trasplante renal. En los co­mienzos de la DPC estuvo el Dr. Alejandro Treviño Becerra, en 1977 se colocó el primer catéter de Tenckhoff, e influyó en las mejoras tecnológicas que favorecieron el desarrollo de la DPC en México. (10)

En 1993, el 93 % de los pacientes en DC en México recibían DPC que en 2007 correspondían al 25 % de la población de 100.000 pacientes en DPC alrededor del mundo (10). En 2008 recibían DPC 41.089 pacientes en México. (1)

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) estableció el Plan Único de Especializacio­nes Médicas (PUEM) en nefrología, programa con los contenidos teóricos de la especialidad (11), que deben cumplirse en los diversos centros de estu­dios de postgrado en nefrología, siendo opcional para cada centro como lo implementa, dentro de su programa específico de entrenamiento.

Existen 14 programas de posgrado de nefro­logía en 4 ciudades:

En México D.F.: Centro Médico Nacional La Raza, IMSS., Centro Médico Nacional Siglo XXI, IMSS, Centro Médico Nacional XX Noviembre, ISSSTE., Hospital Juárez, Hospital Militar, Insti­tuto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez y el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

En Guadalajara: Hospital Civil de Guadalajara, Hospital Regional Valentín Gómez Farías, ISSSTE y Centro Médico Nacional de Occidente, IMSS., Hospital de Especialidades y el Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional de Occidente, IMSS.

En Monterrey: Hospital de Especialidades #25, IMSS y Hospital Universitario Dr. José E. González

En San Luis Potosí: Hospital Central Dr. Ignacio Morones Prieto.

Para ingresar al programa se requieren 2 años de entrenamiento previo en medicina interna. La duración del entrenamiento en nefrología es de 3 años y no hay límite en el número de residentes que puedan ingresar. Las unidades hospitalarias requieren cumplir con requisitos especiales. El programa académico es uniforme.

En el Hospital Civil de Guadalajara – Secreta­ría de Salud (SS), la duración del programa es de 3 años. La Secretaría de Salud autoriza 2 becas por año y adicionalmente, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) otorga 1 a 2 becas anuales. El número de residentes en 2011 era de 10 y la rotación por DPC es de 3 meses por año, o sea 9 meses durante su entrenamiento. El número de catéteres peritoneales colocados en 3 años es cercano a 200. Alrededor del 80% de los catéteres son colocados por técnica percutánea por los residentes de nefrología y los restantes quirúrgicamente. El residente realiza seguimiento a los pacientes en DPC durante los 3 años de entrenamiento en la especialidad.

El número de pacientes en DPC en 2011 era de 210: 200 en CAPD, 10 en APD y 62 en HDC.

Suramérica

Se obtuvo información de los nefrólogos con­sultados en la mayoría de los países. No se solicitó información a las Guayanas.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!