Evaluación Diagnóstica Complementaria del Paciente adulto con Esquizofrenia

Recomendaciones

1. Evaluación Diagnóstica Complementaria del Paciente adulto con Esquizofrenia en Tratamiento con Antipsicóticos

1.1 Preguntas clínicas

Pregunta 1.1 ¿Cuáles son los exámenes paraclínicos que se les deben practicar a los pacientes con diagnóstico de esquizofrenia al inicio del tratamiento farmacológico y durante el seguimiento del tratamiento?

1.2. Resumen de la evidencia

Para la formulación de estas recomendaciones se incluyeron 30 referencias de estudios que incluían: metaanálisis de ECAS (9-11), revisiones sistemáticas (12). Estudios de pruebas diagnósticas (13), cohortes o ensayos clínicos (14-38) y análisis de farmacovigilancia (39). Las cuales aportaron información acerca de la incidencia o prevalencia de los diferentes desenlaces. El riesgo estimado o la asociación con la esquizofrenia o con el uso de AP por parte de los pacientes.

Adicionalmente, se tuvo en cuenta la evidencia incluida para el protocolo de recomendaciones del tratamiento con AP en fase aguda (protocolo 2).

Se evidenció que los adultos con diagnóstico de esquizofrenia tienen:

Una ma­yor mortalidad que la población general, lo que puede estar relacionado con las características tanto de la enfermedad como del tratamiento farmacológico (9,12,16-21,23,28,29,34-36,38).

Para algunos de los desenlaces, los resultados de los estudios fueron contradictorios. Por ejemplo para infarto de miocardio o en­fermedad isquémica cardiaca (15-18,22,26) y arritmias (11,17,18,21,39).

En otros desenlaces la evidencia de los estudios fue en el mismo sentido. Los desenlaces metabólicos mostraron una mayor incidencia y asociación con la esquizofrenia y el tratamiento con AP, y es especialmente relevante que existe un mayor riesgo de desarrollar diabetes mellitus en las personas adultas con esquizofrenia asociado con el uso de AP (15,16,18,20,24,25,27,30,33,40,41).

Otro evento conocido es la disminución en el conteo de leucocitos y el riesgo de agranulocitosis asociado al uso de clozapina. Este efecto se presenta con mayor frecuencia en las primeras doce semanas de tratamiento y se mantiene el riesgo hasta un año aproximadamente (14), por lo cual se requiere un estricto seguimiento hematológico.

Respecto a los cambios en la función hepática:

se ha reportado como un evento aso­ciado al inicio del uso de los medicamentos en un estudio con solo ocho semanas de seguimiento (31). No se encontraron artículos relacionados con cambios en la función renal en pacientes con esquizofrenia.

La calidad general de la evidencia es baja considerando que la mayoría de los re­portes provienen de estudios observacionales que tienen riesgo de sesgo y algunos diseños tienen limitaciones metodológicas.

Con la evidencia encontrada sobre:

Mortalidad, alteraciones hematológicas —agranulocitosis—, desenlaces metabólicos y los riesgos establecidos en estudios observacionales del potencial arritmogénico de los AP. Se justificó la formulación de un plan de evaluación de variables fisiológicas tanto antes como durante el manejo con AP del adulto con diagnóstico de esquizofrenia.

1.3 Recomendaciones

Recomendación 1.1.

Todo paciente adulto con diag­nóstico de esquizofrenia requiere una evaluación clínica antes de iniciar el tratamiento farmacológico que incluya como mínimo las pruebas enumeradas en el cuadro 1.

Recomendación 1.2.

Los pacientes adultos con diagnóstico de esquizofrenia que reciben tratamiento con antipsicóticos deben ser evaluados con los estudios enumerados en el cuadro 1 y en la pe­riodicidad establecida.

Cuadro 1. Variables fisiológicas o estudios paraclínicos que deben realizarse al adulto con diagnóstico de esquizofrenia Estudios paraclínicos que deben realizarse al adulto con diagnóstico de esquizofrenia

Punto de buena práctica clínica 1.1.

De acuerdo con la clínica del paciente adulto con diagnóstico de esquizofrenia, el médico puede solicitar otros estudios paraclínicos.

Recomendación 1.3.

Los pacientes adultos con diagnóstico de esquizofrenia que reciben manejo farmacológico con clozapina deben tener un seguimiento con hemograma así:

Antes de iniciar el tratamiento (como a todos).

  • Semanal durante los tres primeros meses.
  • Mensual hasta el año.
  • Cada seis meses a partir de un año.

Recomendación 1.3.1.

A los adultos con diagnós­tico de esquizofrenia en tratamiento con clozapina si se evidencia en tres cuadros hemáticos sucesivos una disminución progresiva de los leucocitos, el mé­dico debe realizarle un hemograma cada 72 horas hasta que aumente el recuento.

(Lea También: Tratamiento con Antipsicóticos en la Fase Aguda del Adulto con Esquizofrenia)

Recomendación 1.3.2.

A los adultos con diagnóstico de esquizofrenia en tratamiento con clozapina si se evidencia leucopenia menor de 3.500 células/mm3, el médico debe suspender la clozapina.

Recomendación 1.3.3.

A los adultos con diagnósti­co de esquizofrenia a los que se les suspendió la clo­zapina por leucopenia, el médico debe continuarle el seguimiento hematológico cada 72 horas hasta que aumente el recuento.

Ver más sobre Guía de manejo para Adultos con Esquizofrenia

Recomendación 1.3.4.

A los adultos con diagnós­tico de esquizofrenia en tratamiento con clozapina, el médico debe remitirlos a un hospital que cuente con especialista en medicina interna si en cualquier hemograma el recuento de leucocitos es menor de 2.000 células/mm3.

Ver Más de Guías para Médicos, CLICK AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!