Folleto Rosuvastatina – Genfar Sanofi

MATERIAL DISEÑADO CON FINES EDUCATIVOS Y DIRIGIDOS AL CUERPO MEDICO.
Información prescriptiva completa a disposición del médico, en la Dirección Medica de Sanofi Aventis de Colombia S.A.
Transversal 23 N 97-73, Ed.City Business, Pisos 8 y 9, Bogotá D.C. Tel: (1) 6214400 – Fax: (1) 7444237


ROSUVASTATINA y riesgo cardiovascular

Las enfermedades cardiovasculares representan la principal causa de muerte a nivel global. [1] Uno de los factores que incrementan el riesgo cardiovascular es el colesterol y en particular el asociado a las lipoproteínas
de baja densidad (LDL). Sus niveles hacen parte de las escalas utilizadas para calcular el riesgo cardiovascular, como la SCORE o la de Framingham. Dependiendo del riesgo y de los niveles de lipoproteína de baja densidad (LDL) se determina la necesidad de usar medicamentos.[2] Se sabe que los niveles elevados de LDL se asocian a procesos de ateroesclerosis, lo que conlleva a enfermedad coronaria e infarto agudo de miocardio.[1]


Para la prevención de eventos cardiovasculares son muy importantes los cambios en el estilo de vida. Sin embargo, en muchos casos es necesario el uso de medicamentos como las estatinas.[3] Las estatinas son un grupo de medicamentos de primera elección para tratar la hipercolesterolemia, por lo tanto, son esenciales para la prevención cardiovascular.[1] Las estatinas reducen la síntesis de colesterol ya que actúan como un inhibidor competitivo de la enzima HMG CoA reductasa, la cual actúa en un importante paso de la síntesis de colesterol. La reducción del LDL al interior de los hepatocitos aumenta la expresión de receptores para LDL y, por lo tanto, la degradación de la lipoproteína. De esta manera, los niveles de LDL en sangre disminuyen junto con otras lipoproteínas con alto contenido de triglicéridos.[2]

Los niveles de triglicéridos también se disminuyen con el uso de estatinas. En general, hay una disminución del 10-20% de los niveles de triglicéridos, principalmente con estatinas de alta intensidad como la rosuvastatina o atorvastatina.[2] Estudios demuestran una reducción en los eventos cardiovasculares mayores (infarto agudo de miocardio, muerte por enfermedad coronaria o cerebral y revascularización coronaria) en un 22%, de eventos coronarios un 23%, de accidentes cerebrovasculares un 17% y mortalidad total una reducción de 10% a 5 años.[2]


La disminución de LDL asociada con el uso de las estatinas depende de las dosis y del tipo de estatina que se utilice. Las estatinas se clasifican según su capacidad para reducir el colesterol en baja, moderada y alta intensidad. La tabla 1 resume los esquemas de baja, moderada y alta intensidad. Según los distintos esquemas se logra se logra una disminución diferente de los niveles de LDL. En teoría, los esquemas de alta intensidad logran >50% de reducción de LDL mientras que los de moderada lo reducen entre un 30-50% y los de baja intensidad <30%.[4]

Tabla 1. Estatinas: esquemas de baja, moderada y alta intensidad.
Baja intensidad Moderada intensidad Alta intensidad
Simvastatina 10 mg
Lovastatina 20 mg
Pravastatina 10 – 20 mg
Rosuvastatina 5 – 10 mg
Atorvastatina 10 – 20 mg
Simvastatina 20 – 40 mg
Lovastatina 40 – 80 mg
Pravastatina 40 – 80 mg
Rosuvastatina 20 – 40 mg
Atorvastatina 40 – 80 mg


La rosuvastatina es una de las estatinas más evaluadas y con mayor evidencia para el tratamiento de la hipercolesterolemia.[2] Esta molécula es un compuesto sintético enantiómero con un grupo polar de metanosulfonamida, lo anterior permite establecer una relación especial con la HMG CoA reductasa, lo que la convierte en la estatina con mayor número de interacciones con esta enzima. Tiene una vida media de 19 horas, siendo la más larga de las estatinas. Algunos estudios han demostrado disminución de los niveles de LDL con rosuvastatina hasta de 63% y una disminución en los niveles de triglicéridos de hasta 28%.[1]

El programa GALAXY consiste en una serie de estudios realizados a nivel global con el fin de investigar y entender el rol de la terapia con estatinas, en especial la rosuvastatina, en la prevención de las enfermedades cardiovasculares. Los estudios se dividieron en tres grupos diferentes: el primer grupo encargado de investigar los efectos anti-aterogénicos en el perfil lipídico y marcadores inflamatorios. El segundo grupo encargado de investigar el desarrollo de aterosclerosis y el tercero encargado de evaluar los efectos en la morbilidad y mortalidad cardiovascular.[1] 

Grupo 1 — Efectos anti-aterogénicos y sobre marcadores inflamatorios

Estudios MERCURY I-II tuvieron como objetivo demostrar los efectos del cambio de estatina para llegar a metas en el perfil lipídico. Estos estudios incluyeron 3161 y 1993 pacientes con hipercolesterolemia y enfermedad cardiovascular, aterosclerosis o diabetes tipo 2. Inicialmente con tratamiento por 8 semanas con atorvastatina (10 o 20 mg), simvastatina 20 mg, pravastatina 40 mg y rosuvastatina 10 mg. Luego de 8 semanas se cambió el tratamiento a rosuvastatina 10 mg o 20 mg en la mitad de los pacientes de cada grupo. En todos los grupos que se cambió a rosuvastatina, el perfil lipídico mejoró y llegaron más pacientes a metas de LDL que los otros grupos de estatinas. Del grupo de rosuvastatina llegó el 77% a metas de LDL, el de atorvastatina 10 mg, 57,1%, atorvastatina 20 mg, 67,2%, simvastatina 48,8% y pravastatina 37,8% (figura 1).[1] 

Estudio ECLIPSE comparó las dosis de rosuvastatina 10 a 40 mg y atorvastatina 10 a 80 mg en pacientes con alto riesgo cardiovascular para alcanzar metas de <100 mg/dL en LDL. Las dosis de las estatinas se titularon hasta lograr las metas o la dosis máxima. A las 24 semanas de tratamiento en el grupo de rosuvastatina hubo un mayor número de pacientes que alcanzaron metas de LDL al compararlos con el grupo de atorvastatina.[5]

En el Estudio COMETS se aleatorizaron pacientes con síndrome metabólico, altos niveles de LDL y riesgo cardiovascular a 10 años >10% en tres grupos de tratamiento: rosuvastatina (10 a 20 mg), atorvastatina (10 a 20 mg) y placebo. El grupo de pacientes tratados con rosuvastatina alcanzó las metas de LDL en un 91% comparado con el 79% del grupo de atorvastatina.[5]

En el Estudio LUNAR se incluyeron pacientes con síndrome coronario agudo y se aleatorizaron en 3 grupos de tratamiento: rosuvastatina 20 mg, rosuvastatina 40 mg y atorvastatina 80 mg. El objetivo era determinar el grado de disminución de LDL en los tres grupos, adicionalmente se midieron otros parámetros como otras lipoproteínas y los triglicéridos. El grupo de rosuvastaina de 40 mg fue significativamente más efectivo en la reducción de LDL, adicionalmente con mejores parámetros en los niveles de triglicéridos y demás lipoproteínas. 72% de pacientes del grupo de rosuvastatina 40 mg lograron las metas <70 mg/dL de LDL mientras que solo el 56% del grupo de atorvastatina 80 mg lo logró (figura 2).[6]

Folleto Rosuvastatina Figura 1 Porcentaje de pacientes que llegaron a las metas de LDL

Folleto Rosuvastatina Figura 2 Porcentaje de pacientes que lograron las metas

El Estudio POLARIS incluyó 800 pacientes con hipercolesterolemia con un promedio de LDL de 190 y 200 mg/dL. Se compararon dos grupos de tratamiento, atorvastatina 80 mg vs rosuvastatina 40 mg, el objetivo era la disminución de LDL debajo de 100 mg/dL. El tratamiento duró 26 semanas, tanto a las 8 semanas como a las 26 semanas de tratamiento el grupo de rosuvastatina tuvo una mayor reducción de los niveles de LDL y alcanzó metas de LDL en comparación con el grupo de atorvastatina.[5]

Grupo 2 — Efectos de estatinas en la progresión de la aterosclerosis

La aterosclerosis es un proceso que puede ser asintomático por muchos años. Sin embargo, puede manifestarse súbitamente en forma de enfermedad coronaria y/o muerte súbita. Lo anterior muestra la importancia de detectar esta patología a tiempo y realizar un tratamiento adecuado. Se han desarrollado en el programa GALAXY varios estudios con rosuvastatina y sus efectos en la aterosclerosis.[1]

El estudio ASTEROID evaluó el efecto del tratamiento con rosuvastatina 40 mg sobre una placa de ateroma coronario evaluada por medio de ultrasonido intravascular. El seguimiento se hizo por 24 meses a 349 pacientes. Luego del seguimiento se demostró una disminución significativa del volumen del ateroma en un 78% de los pacientes. [5]

El estudio METEOR es un estudio realizado en pacientes con bajo riesgo cardiovascular, colesterol moderadamente elevado y engrosamiento de la pared carotídea donde se comparó tratamiento con rosuvastatina 40 mg vs placebo por 2 años. El objetivo era evaluar los cambios de la pared íntima y media carotídea a lo largo de los dos años. Los resultados encontraron una diferencia significativa a favor del grupo de rosuvastatina en la disminución de la progresión del engrosamiento de la pared carotídea.[7] 

Estudio ORION se realizó para evaluar los efectos del tratamiento con rosuvastatina luego de dos años en las placas de ateroma carotídeas evaluadas por resonancia magnética. Se compararon dos grupos de tratamiento los de dosis baja de 5 mg y los de dosis alta de 40/80 mg. Al final del estudio concluye que hubo reducción del tamaño de la placa ateromatosa carotídea en ambos grupos, siendo la reducción promedio de 75% en el grupo de dosis baja y de 90% en el de dosis alta (figura 3).[5]

Grupo 3 — Reducción de morbilidad y mortalidad cardiovascular

Estudio JUPITER evaluó el efecto de la rosuvastatina en la prevención de un primer evento cardiovascular en personas con niveles de LDL bajos (<130 mg/dL) pero con niveles de proteína C reactiva (PCR) elevados (>2 mg/L). 7.802 pacientes entraron en el estudio, los cuales se dividieron en dos grupos: rosuvastatina 20 mg vs placebo. Inicialmente el seguimiento iba a realizarse por 5 años, sin embargo, se paró el estudio con un seguimiento promedio de 1.9 años, se detuvo debido a que el grupo de rosuvastatina tuvo resultados claramente favorables. Se presentaron 142 eventos cardiovasculares mayores en el grupo de rosuvastatina y 251 eventos en el grupo placebo. La reducción del riesgo con el uso de rosuvastatina fue de 44% (figura 4).[8]

Estudio CORONA se realizó para evaluar el efecto de tratamiento con rosuvastatina para prevenir eventos cardiovasculares mayores en pacientes con falla cardiaca crónica. Se dividió a los pacientes en dos grupos uno con rosuvastatina 10 mg y otro con placebo. Se encontró una reducción en el número de hospitalizaciones por todas las causas y causas cardiovasculares en el grupo de rosuvastatina.[4] 

Folleto Rosuvastatina Figura 3 Reducción del tamaño de la placa ateromatosa carotídea

Folleto Rosuvastatina Figura 4 Pacientes que presentaron evento cardiovascular mayor

Efectos secundarios y perfil de seguridad

La rosuvastatina no tiene efectos clínicos relevantes relacionados con la edad, el sexo, el tiempo de la dosis o si se toma junto con las comidas. También tiene la ventaja de que es una de las estatinas que menos interactúa con el citocromo P450 lo que sugiere una menor posibilidad de interacciones medicamentosas.[1] Se debe tener especial cuidado al prescribir rosuvastatina en pacientes asiáticos ya que estos tiene mayores niveles plasmáticos del medicamento que pares de raza blanca con la misma dosis.[4] Dentro de los efectos adversos más comunes se encuentran dolor, faringitis, mialgias y cefalea.[5] Efectos adversos severos como miopatías severas, rabdomiólisis, insuficiencia renal o elevación de transaminasas tienen una incidencia baja.[9]

Indicaciones y recomendaciones según las guías de manejo

Guía National Cholesterol Education Program (NCEP) – ATP III: Uso para prevención primaria. Se recomienda iniciar estatinas en pacientes con enfermedad coronaria o equivalentes o riesgo cardiovascular >20% a 10 años si LDL es ≥130 mg/dL. Si tiene más de 2 factores de riesgo cardiovascular se inicia manejo si LDL es ≥130 y el riesgo a 10 años es >10% pero <20% y, si el riesgo a 10 años es <10% se inicia manejo si LDL ≥160. Si tiene 1 o ningún factor de riesgo cardiovascular se inicia manejo si LDL es ≥190.[10]

National Lipid Association: Se recomienda iniciar estatinas de moderada – alta intensidad como la rosuvastatina según la categoría de riesgo cardiovascular. En pacientes con muy alto riesgo, iniciar si LDL ≥70 mg/dL, pacientes con riesgo alto se inicia si LDL ≥100, riesgo moderado si LDL ≥130 y riesgo bajo si LDL ≥160.[11]

Guías ESC 2019 para manejo de dislipidemias: Uso de estatinas de alta intensidad a la dosis máxima tolerada para alcanzar los objetivos según categoría de riesgo por SCORE. Iniciar manejo farmacológico en pacientes que con cambios en estilo de vida no logran metas de LDL. Pacientes con muy alto riesgo para prevención primaria o secundaria un objetivo de LDL <55 mg/dL, alto riesgo objetivo de LDL <70, riesgo moderado objetivo de LDL <100 y riesgo bajo objetivo de LDL <116.[2]

Guías AHA 2018 para manejo de hipercolesterolemia: Uso de estatinas de alta intensidad como rosuvastatina para prevención secundaria en pacientes con enfermedad aterosclerótica cardiovascular conocida o muy alto riesgo, menores de 75 años. Diminución del LDL en >50% y con un objetivo de LDL < 70 mg/dL. Como prevención primaria en pacientes con LDL ≥190 mg/dL, pacientes con diabetes mellitus y pacientes con riesgo cardiovascular intermedio o alto menores de 75 años.[4]

REFERENCIAS

  1. Schuster, H., & Fox, J. C. (2004). Investigating cardiovascular risk reduction– the Rosuvastatin GALAXY Programme™. Expert opinion on pharmacotherapy, 5(5), 1187-1200.
  2. Mach, F., Baigent, C., Catapano, A. L., Koskinas, K. C., Casula, M., Badimon, L., … & Graham, I. M. (2019). 2019 ESC/EAS Guidelines for the management of dyslipidaemias: lipid modification to reduce cardiovascular risk. Atherosclerosis, 290, 140-205.
  3. Adams, S. P., Sekhon, S. S., & Wright, J. M. (2014). Rosuvastatin for lowering lipids. Cochrane Database of Systematic Reviews, (11), 1-262.
  4. Grundy, S. M., Stone, N. J., Bailey, A. L., Beam, C., et.al. (2019). 2018 AHA/ACC/ AACVPR/AAPA/ABC/ACPM/ADA/AGS/APhA/ASPC/NLA/PCNA guideline on the management of blood cholesterol: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Clinical Practice Guidelines. Journal of the American College of Cardiology, 73(24), e285-e350.
  5. Schuster, H. (2007). The GALAXY Program: an update on studies investigating efficacy and tolerability of rosuvastatin for reducing cardiovascular risk. Expert review of cardiovascular therapy, 5(2), 177-193.
  6. Pitt, B., Loscalzo, J., Monyak, J., Miller, E., & Raichlen, J. (2012). Comparison of lipid-modifying efficacy of rosuvastatin versus atorvastatin in patients with acute coronary syndrome (from the LUNAR study). The American journal of cardiology, 109(9), 1239-1246.
  7. Crouse, J. R., Raichlen, J. S., Riley, W. A., Evans, G. W., Palmer, M. K., O’Leary, D. H., … & METEOR Study Group. (2007). Effect of rosuvastatin on progression of carotid intima-media thickness in low-risk individuals with subclinical atherosclerosis: the METEOR Trial. Jama, 297(12), 1344-1353.
  8. Narla, V., Blaha, M. J., Blumenthal, R. S., & Michos, E. D. (2009). The JUPITER and AURORA clinical trials for rosuvastatin in special primary prevention populations: perspectives, outcomes, and consequences. Vascular health and risk management, 5, 1033-1042.
  9. Kostapanos, M. S., Milionis, H. J., & Elisaf, M. S. (2010). Rosuvastatin-associated adverse effects and drug-drug interactions in the clinical setting of dyslipidemia. American journal of cardiovascular drugs, 10(1), 11-28.
  10. Expert Panel on Detection, E. (2001). Executive summary of the third report of the National Cholesterol Education Program (NCEP) expert panel on detection, evaluation, and treatment of high blood cholesterol in adults (Adult Treatment Panel III). Jama, 285(19), 2486-2497.
  11. Jacobson, T. A., Ito, M. K., Maki, K. C., Orringer, C. E., Bays, H. E., Jones, P. H.,… & Wilson, D. P. (2015). National lipid association recommendations for patient-centered management of dyslipidemia: part 1—full report. Journal of clinical lipidology, 9(2), 129-169.

Material elaborado por Producciones Científicas Ltda. 2020 “Información Médica Actualizada” ISSN 1657-5970

Material elaborado por Producciones Científicas Ltda. 2020
“Información Médica Actualizada” ISSN 1657-5970

MATERIAL DISEÑADO CON FINES EDUCATIVOS Y DIRIGIDOS AL CUERPO MEDICO.
Información prescriptiva completa a disposición del médico, en la Dirección Medica de Sanofi Aventis de Colombia S.A.
Transversal 23 N 97-73, Ed.City Business, Pisos 8 y 9, Bogotá D.C. Tel: (1) 6214400 – Fax: (1) 7444237

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!