Estudio sobre la Habitabilidad en Bogotá, Equidad Trabajo

Equidad Trabajo

Las ciudades son escenario de los cambios recientes en las formas de producción y en las relaciones laborales. Por la globalización afrontan procesos más agudos de competencia y de inestabilidad macroeconómica y social. desempleo

La internalización ha representado una transferencia de responsabilidades a las administraciones locales y una pérdida de poder y gobernabilidad de las ciudades, mayor fragmentación social, reducción del Estado central, aumento de lo privado sobre lo público, polarización entre los grupos de ingresos altos y bajos, crecimiento de la informalidad y frágiles consensos sociales.

En cuanto al empleo urbano formal e informal Bogotá, al igual que las ciudades latinoamericanas, muestra limitaciones para otorgar a sus habitantes mejores oportunidades de empleo y progreso. Aún cuando las cifras de ingreso per cápita demuestran avances importantes, los esfuerzos realizados en materia de empleo urbano aún resultan insuficientes para alcanzar los niveles históricos.

A comienzos de los años noventa existía un paralelo entre el crecimiento económico y el aumento del empleo en la mayoría de los países; sin embargo, a partir de mediados de la década se comienzan a observar tendencias diferentes para ambos indicadores[14] .

El crecimiento de la economía ya no se vio siempre acompañado en este segundo quinquenio por una mayor disponibilidad de empleo para la población, generado por el incremento de la población económicamente activa y la persistencia de las migraciones rurales hacia los centros poblados.

El porcentaje de población en edad de trabajar de Bogotá es mayor que el de las siete áreas metropolitanas a diciembre de 2000.

Sin embargo, la tasa de desempleo de Bogotá está 0.6 puntos por encima de la tasa de esas mismas áreas.

Además, el crecimiento del desempleo en Bogotá fue aún más acelerado que en ellas durante el período 1993-2000, registrando una tasa de incremento promedio de 2.1 puntos en Bogotá, frente a los 1.7 puntos de las áreas metropolitanas[15] .

La población ocupada. Como se aprecia, aproximadamente el 34% de los empleados pertenece al sector informal[16].

Los 3.7 millones de habitantes de las localidades de Kennedy, Engativá, Suba, Ciudad Bolívar, Usaquén, Fontibón y Usme representan aproximadamente el 60% del total de la población del Distrito Capital; las tres primeras tienen porcentajes poblacionales superiores al 10%, mientras las restantes poseen porcentajes inferiores al 10%.

Del total de la población de la Capital el 77.3% está en edad de trabajar, y para las localidades de Usme y Ciudad Bolívar se presenta el menor índice de Población en Edad de Trabajar –PET-. Esto indica que el número de niños pertenecientes a estas comunidades pobres es mayor que en las otras localidades estudiadas.

De otro lado, la población (estudiantes, amas de casa, rentistas, pensionados y otros) de la ciudad representa un 35.7% del conjunto de la PET, siendo Usaquén la localidad con menor cantidad de personas inactivas (un 30.7%), y Ciudad Bolívar la localidad con mayor población inactiva respecto al mercado de trabajo (un 37.7%)[17] .

Sector Informal

El término “sector informal” conceptualiza fenómenos económicos, sociales y culturales que se presentan en los países del tercer mundo, y en particular de los países latinoamericanos y están relacionados con el desempleo y el subempleo haciendo parte de la realidad económica actual.

Según el DANE para la Encuesta Nacional de Hogares –ENH-, se consideran del sector informal los trabajadores familiares sin remuneración, los empleados domésticos, los obreros y los empleados de empresas con 10 o menos trabajadores, los trabajadores por cuenta propia de empresas con 10 o menos trabajadores que no sean ni profesionales ni técnicos y los patrones o empleadores de empresas con 10 o menos trabajadores que no sean ni profesionales ni técnicos.[18]

Las principales actividades económicas en las cuales se ocupan los habitantes de la ciudad, han caracterizado a Bogotá como una ciudad de servicios; identificando como tales al mercado de capitales, servicios sociales y de las entidades públicas; infraestructura de comunicaciones y telecomunicaciones, infraestructura de desarrollo tecnológico; servicios comerciales y a las empresas y servicios culturales al turista.

Estadísticas del DANE reportan para el año 1999 la participación sectorial de la ciudad: sector financiero 29%, servicios sociales y personales 24%; industria manufacturera 21%, comercio 11%, transporte, almacenamiento y comunicaciones 10%; construcción y obras públicas 4%, electricidad, agua y gas 1%.

El sector informal urbano, definido como la suma de los trabajadores por cuenta propia, ayudantes familiares y servicio doméstico; exceptuando los profesionales independientes y los trabajadores de la construcción, representaba el 50.1% de los empleos totales en 1994, mientras que en 1990 era el 48%.

Los porcentajes de la población informal de acuerdo con la posición ocupacional; donde lo más relevante es la existencia de un alto porcentaje de empresas informales.

La remuneración en este sector informal frente al sector formal presenta niveles inferiores. El 31% de los trabajadores por cuenta propia en el sector devenga ingresos entre 1 y 2 salarios mínimos; y el 27% devenga ingresos menores a 1 salario mínimo[19] .

Durante el período 1990 – 1995, la mayor cantidad de ocupaciones ha sido creada en el sector informal; debido en parte a la absorción del desempleo del sector formal. De cada 100 nuevas ocupaciones creadas en el período, 84 eran de tipo informal, según la CEPAL.

Si se considera que en términos generales las remuneraciones en el sector informal son menores que en el sector formal, este hecho implicaría un aumento de la brecha de ingresos sobre todo en las ciudades, donde se concentra la población económicamente activa[20] .

Según estadísticas del DANE; así como cálculos de la Organización Internacional del Trabajo y el Banco Interamericano de Desarrollo; el empleo informal en Bogotá, a junio del año 2000, se estimaba 1’484.715 trabajadores, con un 34% correspondiente al sector comercio.

Es decir 507.231 personas; de estas últimas, 105.558 ocupaban el espacio público, lo cual representa el 7.1% del empleo informal de la ciudad.[21]


Más Temas de Economía Colombiana y Estudio sobre la Habitabilidad en Bogotá AQUÍ

Referencias

[14] Joan Mac Donald, et all., Desarrollo sustentable de los asentamientos humanos: logros y desafíos de las políticas habitacionales y urbanas de América Latina y el Caribe. Santiago, Chile, 1998, vía Internet.

[15] DABS. Informe de Gestión vigencia 2001

[16] Observatorio de Coyuntura Socioeconómica, CID, Universidad Nacional, vía Internet

[17] Jesús Perdomo, Perfil Sociolaboral de Siete Localidades de Bogotá, CID, Facultad de Ciencias Económicas, Universidad Nacional

[18] CID Universidad Nacional, Observatorio de Coyuntura Socioeconómica. Vía Internet

[19] Secretaría Distrital de Salud, Primeras Jornadas Distritales de Epidemiología, 1997

[20] Joan Mac Donald, et all., Desarrollo sustentable de los asentamientos humanos: logros y desafíos de las políticas habitacionales y urbanas de América Latina y el Caribe. Santiago, Chile, 1998, vía Internet.

[21] “Bogotá para vivir” Alcaldía Mayor de Bogotá, D.C. Secretaría de Gobierno Distrital Fondo de Ventas Populares, Reflexiones sobre las ventas ambulantes y estacionarias y la afectación del espacio público. Abril de 2001

loading...

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!