500 millones de dólares para Haití

WASHINGTON, 31 de marzo de 2010

El Grupo del Banco Mundial anunció hoy que US$479 millones estarán disponibles para apoyar la recuperación y el desarrollo de Haití hasta junio de 2011. Esta cifra incluye la cancelación total de la deuda restante del país con el Banco Mundial. El Banco también ha confirmado que será responsable de la gestión fiscal del Fondo para la Reconstrucción de Haití.

Del total de los US$479 millones, US$250 millones será en nuevos financiamientos. Éstos incluyen US$151 millones en donaciones, US$39 millones provenientes de la anulación total de la deuda de Haití con el Banco y US$60 millones en inversiones por parte del brazo del sector privado del Banco, la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés).

“Esta es una oportunidad para hacer las cosas de manera diferente. Podemos crear un futuro mejor para Haití, pero necesitamos un compromiso a largo plazo y una nueva alianza. No se trata únicamente de cuánto dinero logremos reunir, se trata de la obtención de resultados reales para el pueblo haitiano a través de la buena gobernabilidad y la cooperación efectiva de los donantes”, dijo el presidente del Grupo del Banco Mundial, Robert B. Zoellick.

Con base en su amplia experiencia global, el Banco Mundial ha sido llamado a servir como agente fiscal para el Fondo de Reconstrucción de Haití creado por el Gobierno de Haití y los donantes.

El Fondo permitirá a todos los miembros, incluidos los donantes bilaterales, el Banco Interamericano de Desarrollo y las Naciones Unidas, trabajar de manera coordinada, transparente y eficiente con base en las prioridades del Gobierno de Haití.

“La experiencia del Banco en Aceh, Indonesia, después del tsunami nos ayudará a gestionar el Fondo de Reconstrucción de Haití en nombre del pueblo haitiano y los donantes. Nuestros controles y procedimientos ayudarán a que los fondos puedan ser rastreados. Al poner estos recursos en un único fondo, los donantes reducirán considerablemente la carga sobre el Gobierno de Haití “, agregó Zoellick.

Catorce países donantes Alemania, Bélgica, Canadá, Estados Unidos, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Japón, Noruega, los Países Bajos, Suecia y Suiza- se han comprometido a proporcionar US$39 millones adicionales para cancelar la deuda restante de Haití con el Banco.

“El esfuerzo rápido y generoso de estos 14 donantes nos ha proporcionado la libertad necesaria para concentrarnos plenamente en el apoyo a las necesidades de la reconstrucción de Haití”, dijo Zoellick.

Antecedentes

El enfoque del Grupo del Banco Mundial es la reconstrucción, no el de alivio de desastres. Desde el terremoto, el Banco Mundial ha reorganizado proyectos existentes en nombre del pueblo haitiano, lo que ha permitido proporcionar 70,000 comidas por día en escuelas, así como proyectos de pequeña escala a través de los cuales las comunidades han limpiado los escombros y comenzado a reconstruir por sí mismos.

El brazo del sector privado del Grupo del Banco Mundial, la Corporación Financiera Internacional, espera invertir aproximadamente entre US$150 y US$200 millones en los próximos cinco años en los sectores prioritarios para el crecimiento, tales como el sector financiero, infraestructura, logística y manufactura y servicios.

La nueva financiación, hasta junio de 2011, se alinea con las prioridades del Gobierno en un escenario post-sismo que incluye reconstrucción de infraestructura, reducción de la vulnerabilidad a los desastres en el futuro, creación de oportunidades económicas fuera de Puerto Príncipe y fortalecimiento del Estado haitiano. El nuevo plan de Haití será presentado en la Conferencia Internacional de Donantes Hacia un Nuevo Futuro para Haití en Nueva York hoy 31 de marzo de 2010.

A partir de junio del 2011, la financiación del Banco para Haití dependerá en gran medida de las decisiones de los donantes durante la próxima ronda de recapitalización de la Asociación Internacional de Fomento (AIF16). La AIF otorga donaciones y préstamos a largo plazo sin interés para los 79 países más pobres. Zoellick instó a los donantes para hacer una asignación especial a Haití como parte de AIF16.

A principios de este mes, el Directorio Ejecutivo del Banco Mundial aprobó una donación de la AIF por US$65 millones, la cual fue preparada bajo procedimientos acelerados de emergencia, para financiar la reconstrucción de infraestructuras de transporte y ayudar a restablecer las funciones básicas del gobierno. Mientras tanto, el Directorio Ejecutivo del IFC autorizó un programa de inversiones de emergencia por US$35 millones en seis empresas para ayudarles a reanudar las operaciones, reconstruir la infraestructura, restablecer los suministros y servicios esenciales, y apoyar el acceso al crédito para las micro, pequeñas y medianas empresas. Los US$65 millones son la primera entrega de ayuda de emergencia del Banco de los US$100 millones a los que se comprometió inmediatamente después del terremoto.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!