Administración de Nutrición a Través de Sonda Nasogástrica

Problemas Comunes e Intervenciones de Enfermería

Maria Helena Palucci Marziale,
* Lilian Sheila de Melo,
** Maria Helena Larcher Caliri,
*** Denise de Andrade

* Profesor Libre Docente de la Escuela de Enfermería de Ribeirão
Preto/Universidad de São Paulo – Brasil
** Enfermera. Becaria de Iniciación científica FAPESP – Brasil
*** Profesor Doctor de la Escuela de Enfermería de Ribeirão Preto/Universidad de São Paulo – brasil
[email protected]

Resumen

La alimentación a través de sondanasogástrica es un procedimiento con frecuencia realizado por el enfermero quien debe estar capacitado no sólo para la ejecución de la técnica de inserción de la sonda y administración de la dieta, sino también, para intervenir ante las complicaciones. Este es un estudio descriptivo cuyo objetivo fue el de identificar, averiguar, entre pacientes hospitalizados que recibían alimentación a través de la sonda nasogástrica, las complicaciones presentadas e identificar las intervenciones efectuadas frente a estas complicaciones. Los datos fueron recolectados por medio de una entrevista a 85 pacientes y a través de la consulta de sus historias clínicas. Las complicaciones más frecuentes encontradas fueron las gastrointestinales seguidas de las mecánicas (salida y obstrucción de la sonda). La mayoría de las intervenciones de enfermería estuvieron relacionadas con la disminución de la velocidad de infusión y suspensión de la dieta, inserción de otra sonda, cuidados de higiene y comodidad del paciente.

Palabras clave: cuidado de enfermería, sonda nasogástrica, alimentación por sonda.

Abstract

Nasogastric tube feeding is a procedure frequently done by nurses to which they need to be prepared not only to do technical procedure of inserting the tube and patient feeding but also to intervene should complications occur. Descriptive study had as its goal to identify patients with nasogastric tube feedings, complications presented and nursing intervention done related to complication. Data was collected through interviews with 85 patients and through patient’s records. The most common complication were gastrointestinal followed by mechanical (tube obstruction and displacement). Common nursing interventions were directed to slow the rate of diet infusion, interruption of diet, placement of new tube and nursing care related to hygiene and confort of patient

Key words: nursing care, nasogastric tube, tube feeding.

Resumen

Alimentación a través de sonda nasogástrica é um frequente procedimento executado pelo enfermeiro, assim ele deve estar capacitado não só para a execução da técnica de instalação da sonda e administração da dieta, mas também para intervir diante de complicações. Estudo descritivo cujo objetivo foi averiguar, entre pacientes hospitalizados que recebiam alimentação através de sonda nasogástrica, quais as complicações apresentadas e identificar as intervenções efetuadas diante das complicações. Os dados foram coletados através de entrevista a 85 pacientes e através de consulta documental a prontuários. As complicações mais freqüentes encontradas foram as gastrointestinais seguida das mecânicas (saída e obstrução do tubo). As intervenções de enfermagem mais executadas foram relacionadas a diminuição da velocidade de infusão e suspensão da dieta, instalação de outra sonda e cuidados de higiene.

Palabras clave: assistência de enfermagem, sonda nasogástrica, alimentação por sonda.

Introducción

La nutrición enteral es una alternativa nutricional con beneficios tanto fisiológicos como económicos en la cual los nutrientes se administran directamente en el tracto gastrointestinal proporcionando el soporte nutricional adecuado a los pacientes que tienen el proceso de digestión y absorción normales, pero que por algún motivo no completan sus necesidades nutricionales por vía oral.(1)

Dentro de los motivos por los cuales el paciente necesita la nutrición enteral, encontramos: evento cerebral vascular, coma, esclerosis múltiple, trauma, pacientes en quimioterapia o radioterapia, pacientes hipermetabólicos, transición de nutrición parenteral a oral, pacientes en ventilación mecánica, cáncer gástrico y esofágico, cirugía maxilofacial, enfermedad inflamatoria del esófago y del intestino, enfermedad del tracto biliar, síndrome de intestino corto, preparación prequirúrgica, quemaduras, anorexia, caquexia cardiaca, disminución de la evacuación gástrica y cirugía gastrointestinal.(2)

La nutrición enteral ha sido asociada con complicaciones gastrointestinales, mecánicas, pulmonares, metabólicas y psicológicas.(1,3) Las complicaciones gastrointestinales incluyen diarrea -que puede tener como causas la terapia con medicamentos, la mal nutrición e hipo-albuminemia, el tipo de fórmula, la contaminación bacteriana de la fórmula, la infusión rápida de la dieta, la intolerancia a la lactosa, flora gastrointestinal alterada. Náusea y vómito – causados por intolerancia a la lactosa, exceso de grasa, infusión rápida, solución hiperosmolar, tracto gastrointestinal no disfuncional, estasis gástrica, reflujo gastro-esofágico. Vaciamiento gástrico inadecuado y distensión abdominal – causados por disfunción del tracto gastrointestinal, tipo de fórmula (alto contenido de lípidos), infusión rápida, intolerancia a la lactosa, grandes volúmenes de dieta. Reflujo gastroesofágico – causado especialmente por sondas de gran calibre, mayor de 12 Fr.(3-5)

Las complicaciones mecánicas, que están asociadas con problemas de la sonda incluyen obstrucción de la sonda; salida o migración accidental de la sonda – que tiene como causas la alteración del peristaltismo, paciente hiperactivo; erosión nasal, necrosis y absceso del septo nasal. Sinusitis aguda, ronquera, otitis, esofagitis, ulceración esofágica, estenosis esofágica, fístula traqueoesofágica y perforación esofágica.(6)

Hacen parte de las complicaciones pulmonares la aspiración pulmonar, hidrotórax, neumotórax, hemorragia pulmonar, empiema, fístula broncopleural, neumonía y el enfisema subcutáneo.(7)

Dentro de las complicaciones metabólicas, encontramos la deshidratación, la diarrea, la hiperglicemia, desequilibrio hidroelectrolítico, infección y disfunción renal. Las complicaciones psicológicas son derivadas de la falta de estímulo al paladar, la presentación poco atractiva y rutinaria de los alimentos y de la baja autoestima, lo que puede producir ansiedad y depresión.(1)

Varias complicaciones están asociadas con el calibre de la sonda nasogástrica (SNG), por ejemplo, las sondas de gran calibre pueden provocar faringitis, otitis, erosión traqueoesofágica, incompetencia del esfínter esofágico, ulceración estenosante de la laringe, excoriaciones de la nariz y sinusitis, entre otros. Buscando reducir o prevenir estas complicaciones, se colocaron a disposición sondas de pequeño calibre flexibles y blandas, las cua-les son de inserción difícil y migración fácil.(8)

Las complicaciones derivadas del uso de la SNG pueden ser evitadas si existe un equipo de enfermería bien preparado para el cuidado del paciente, pues estos son los responsables desde la elección de cuál será la sonda que se va a insertar, hasta la prestación del cuidado frente a las reacciones presentadas por el paciente. Así, el enfermero debe proceder según datos de la literatura de la siguiente manera:(1,3,5,6,8)

• Verificar la posición de la sonda mediante la auscultación abdominal (inyectar de 5 a 20 ml de aire en la sonda mientras ausculta el área epigástrica con un estetoscopio) y aspirar el contenido gástrico (éste puede ser confundido con el fluido pleural – verificar el pH, si es ácido es fluido gástrico, si es básico es fluido pleural o intestinal).

• Evaluar el estado neurológico del paciente: confusión, desorientación, agitación, puesto que estos estados pueden provocar desplazamiento de la sonda.

• Verificar la tolerancia de la dieta midiendo el contenido gástrico, si fuese mayor de 150 ml reintroducir el líquido en el estómago y suspender la dieta. El residuo elevado indica dificultad del vaciamiento gástrico y puede provocar broncoaspiración.

• Lavar la sonda con agua después de la administración de la dieta y medicamentos con el fin de evitar la obstrucción de la sonda.

• Mantener el paciente en decúbito elevado, 30o – 45o disminuye el riesgo de aspiración en caso de que ocurra regurgitación y vómito.

• Monitorizar el peso, señales de edema y deshidratación, frecuencia de evacuaciones y glicemia.

Los criterios tradicionales para verificar la posición de la sonda no son confiables en los pacientes en estado crítico por los siguientes motivos: la auscultación abdominal de la insuflación de aire puede ser confundida con burbujas de aire en la pleura, pulmón y esófago y lo aspirado puede ser de origen pleural o secreciones bronquiales. Por estos motivos se recomienda verificar la posición de la sonda mediante radiografia de abdomen o tórax.(8)

Frente a las peculiaridades del procedimiento técnico de la administración de nutrición por sonda nasogástrica (SNG) y a la responsabilidad del enfermero en este proceso, nos interesó investigar cuáles son las complicaciones más comúnmente observadas en los pacientes con terapia enteral y cuál es la actuación de los enfermeros frente a cada situación.

Objetivos

Averiguar entre pacientes que reciben alimentación a través de una sonda nasogástrica cuáles son las complicaciones presentadas.

Identificar las intervenciones de enfermería, documentadas en la historia clínica, frente a tales complicaciones.

Metodología

Investigación descriptiva realizada en dos fases de ejecución: el periodo comprendido entre marzo de 2000 y febrero de 2001. La primera fase constó de la revisión bibliográfica de investigaciones indicadas en los bancos de datos del MEDLINE (National Library of Medicine) y LILACS (Literatura Latinoamericana y del Caribe en Ciencias de la Salud) en el periodo de 1989 a 1999. Los estudios identificados fueron analizados con miras a la identificación de posibles complicaciones y las intervenciones de enfermería realizadas.

En la segunda fase se realizó observación de 85 pacientes que estaban recibiendo alimentación a través de una sonda nasogástrica y posterior análisis documental de las historias clínicas buscando identificar las posibles complicaciones y las intervenciones de enfermería realizadas y registradas en la historia.

Lugar: pacientes que estaban recibiendo alimentación a través de la SNG en el Hospital Universitario del Ribeirão Preto- São Paulo- Brasil.

Muestra y criterio de selección: 85 pacientes adultos de ambos sexos que estaban recibiendo alimentación a través de la SNG, en el periodo de Marzo a Diciembre del 2000 y que aceptaron participar en la investigación.

Para la recolección de datos se utilizó un instrumento que contenía preguntas cerradas relacionadas con la identificación del sujeto y datos referentes a la indicación de la dieta por sonda, tipo de sonda, substancias administradas a través de la sonda, signos y síntomas registrados en la historia clínica que indicaban complicaciones. El instrumento fue evaluado y aceptado por tres investigadores de enfermería en relación con la objetividad del contenido.

El proyecto de investigación fue aprobado por el comité de ética en investigación del hospital sede del estudio. Los sujetos de la muestra emitieron el consentimiento informando cuando estuvieron imposibilitados, éste fue firmado por el responsable del paciente.

Resultados y Discusión

La tabla 1 muestra los datos de identificación de los sujetos. Podemos observar que 58% de los pacientes pertenecían al sexo masculino y 41,2% al sexo femenino; la franja etárea de mayor ocurrencia de utilización del tubo nasogástrico para alimentación fue la comprendida entre 65 y 75 años, hecho que puede estar asociado con las patologías de la tercera edad. La profesión predominante fue la de jubilado/inactivo (34,1%) seguida por la del hogar (25,9%).

Pacientes Internados a través de sonda nasogástrica  caracterizados según sexo

En relación con los diagnósticos médicos atribuidos para la indicación de la alimentación por SNG, la tabla 2 muestra los resultados.

Utilización del Tubo Nasogástrico

Podemos observar en esta tabla que la situación de incapacidad para digerir el alimento es la que presenta mayor número de diagnósticos indicativos del uso de SNG (54,1%). Diagnósticos relacionados con la incapacidad para atender las necesidades nutricionales fueron responsables por 20 indicaciones (23,6%) del uso del tubo nasogástrico para alimentación y de los diagnósticos relacionados con la incapacidad en la absorción de los alimentos, fueron responsables en 18,8% de los casos.

PUBLICACIONES RELACIONADAS

NO HAY COMENTARIOS

Dejar un comentario


*